La secretaria general del PPdeG, Paula Prado, ha rechazado profundizar este viernes en lo que, bajo su punto de vista, constituye «una polémica estéril» en torno a su afirmación de que «el AVE llegó a Ourense, no a Galicia», y que ha motivado iniciativas políticas en la ciudad de As Burgas.

De hecho, Democracia Ourensana, la formación que lidera el regidor, Gonzalo Pérez Jácome, había presentado en el pleno de este viernes una moción para pedir su dimisión por estas palabras, que finalmente optó por retirar, al defender el PSOE una enmienda en la que apuntaba que también debía dimitir el responsable del PP de Organización, Miguel Tellado, por el mismo mensaje.

Preguntada sobre esta iniciativa, Prado ha esgrimido que se trata de «una polémica estéril». «Es evidente que Ourense es Galicia y Galicia estaría incompleta sin Ourense, como también está incompleto el AVE porque no llega al resto de Galicia», ha remarcado.

Y ha esgrimido que los trenes Avril comprometidos para avanzar en este objetivo «no han llegado» pese a que ya es 1 de julio, «ni hay fecha cierta sobre cuándo lo harán» fijada por el Gobierno. Por eso, ha sugerido que lo que hay que pedir es, «a quien tiene la responsabilidad», que «cumpla» con Ourense. «Y que desbloquee el proyecto de estación de ferrocarril, por poner un ejemplo», ha apostillado.

CONGRESOS LOCALES

Por otra parte, en una rueda de prensa en la sede, ha destacado los avances al haber cerrado ya la formación fecha para los congresos locales de A Coruña (15 de julio) y Ourense (23 de julio), aunque ha declinado valorar la posibilidad de que la lista ourensana la encabece el exalcalde Manuel Cabezas, con el argumento de que es preciso «esperar a ver quién se presenta».

Sobre el senador Miguel Lorenzo como candidato popular en A Coruña, aunque considera que «representa muy bien» a la ciudad, ha abogado por la prudencia a la espera de ver si se presentan más aspirantes a liderar el PP local y de lo que decidan los afiliados de la ciudad sin «interferencias» por parte de la dirección autonómica en este ejercicio de «democracia interna».