La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha sostenido este jueves que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sigue sin abordar «de frente» el caso Pegasus y le ha reclamado transparencia, tras el anuncio del jefe del Ejecutivo de su intención de reformar la ley del CNI y de aprobar una nueva ley de secretos oficiales.

Lo ha dicho en una rueda de prensa en la Generalitat tras reunirse con el presidente del Govern, Pere Aragonès, con quien ha hablado sobre el caso de espionaje y sobre la situación política, además de sobre las relaciones económicas entre Catalunya y Galicia.

Pontón ha llamado a asumir responsabilidades por las escuchas a líderes políticos que, a su juicio, han sido espiados por su ideología: «Hoy Sánchez no ha abordado de frente el problema, no quiere asumir responsabilidades políticas».

Ha asegurado que lo mínimo sería constituir una comisión de investigación y saber quién dio la orden de espiar y sobre qué base, para evitar un nuevo «bochorno democrático» como el que cree que ha desencadenado este caso.

LA LEGISLATURA ES «COMPLEJA»

Pontón ha explicado que este miércoles el BNG mantuvo una reunión con el PSOE para realizar un seguimiento de su pacto de investidura: la formación puso sobre la mesa la necesidad de avanzar en la «agenda gallega» y de que el Gobierno reconduzca la legislatura a través del diálogo, ha dicho.

Además, ha asegurado que las fuerzas nacionalistas y soberanistas son «la alternativa para poder frenar a la derecha y a la extrema derecha» en un momento complejo de la legislatura, en sus palabras.

Y ha advertido de que el Gobierno también debe avanzar en la «agenda democratizadora», con medidas como la derogación de la Ley Mordaza y la derogación íntegra de la reforma laboral del PP.