La Cámara gallega ha condenado la invasión de Ucrania y ha respaldado los «esfuerzos» del Gobierno central y de la Unión Europea para reivindicar la «legalidad internacional», al tiempo que ha pedido a la Xunta la movilización de los recursos «necesarios» para acoger a refugiados.

Lo ha hecho tras una proposición no de ley presentada en el pleno por el portavoz del PSsdeG, Luis Manuel Álvarez, quien ha incidido en la «violación sistemática de derechos» en Ucrania. «Nos opondremos a cualquier agresión imperalista», ha expuesto también reclamando a las demás formaciones el apoyo «al Gobierno de España», no «como PSOE» sino como miembro integrante de la Unión Europea.

El BNG, que ha respaldado solo dos de los cinco puntos aprobados, ha reivindicado la oposición «clara a cualquier tipo de guerra» por parte de esta formación, según ha expuesto su diputada Olalla Rodil, quien, no obstante, ha pedido un posicionamiento en contra también por la situación del pueblo palestino o el saharaui.

«Al BNG le molesta más la OTAN que el imperalismo de Rusia», le ha replicado la viceportavoz del PPdeG, Paula Prado, quien les ha acusado de tener «alma soviética». También de seguir, en esta cuestión, los criterios del diputado en el Congreso, Néstor Rego, frente a los de la «lideresa», ha dicho en referencia a la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón.

En el texto finalmente aprobado, se condena la «agresión de Rusia a Ucrania» y se apoyan los «esfuerzos» de Gobierno central y Union Europa para el «restablecimiento inmediato de la paz». Se muestra, además, el apoyo a la Unión Europea por las sanciones a Rusia y se insta a la Xunta a realizar «todos los esfuerzos necesarios para movilizar recursos» y acoger refugiados de forma coordinada con otras administraciones.