El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha defendido este miércoles que Galicia es «una nacionalidad histórica con una profunda identidad», de acuerdo con un concepto que recoge la Constitución española –también el Estatuto de Autonomía la define así–, y que «forma parte de una nación que es España».

Así lo ha trasladado en declaraciones a los medios en un acto en Santiago, donde ha sido preguntado sobre lo que es para él Galicia a raíz de la polémica abierta por unas declaraciones en ‘El Mundo’ del coordinador del PP, Elías Bendodo, asegurando que España es un Estado plurinacional y Cataluña es una «nacionalidad del Estado, como cualquier otra CCAA», unas palabras duramente criticadas por Cs y Vox.

El propio Bendodo afirmó después que no se había explicado correctamente y subrayó que España es una «nación indisoluble de 17 autonomías con identidad propia». También el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, recalcó que España «no es un Estado plurinacional» sino una nación y criticó que se aproveche un «error» en unas declaraciones que fueron «rectificadas» poco después de formularse.

Rueda, por su parte, ha defendido que Galicia es «una nacionalidad histórica con una profunda identidad y que forma parte de la nación que es España». Ha afirmado que así lo han defendido «muchísimas veces» los dirigentes del PP en Galicia y que considera que es «con lo que se identifica muchísima gente en Galicia». «Y la frase de que la mejor forma de ser español es ser gallego», ha apostillado.

«TENEMOS UNA IDENTIDAD QUE NOS GUSTA REAFIANZAR»

Igualmente, ha remitido a la Constitución, ante la pregunta de cuál es la diferencia entre nación y nacionalidad histórica. «Una nacionalidad histórica es una comunidad con una serie de añadidos y antecedentes que le hacen tener esa categoría», ha esgrimido, y ha aludido a que el término nacionalidad figura en el artículo 2 de la Carta Magna.

Finalmente, ha subrayado que España es «la nación» de la que Galicia forma parte. «Con mucho orgullo y marcando nuestra identidad. Tenemos una identidad que nos gusta reafianzar dentro de la nación a la que pertenecemos», ha concluido.