El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado que lo más urgente es «bajar la inflación» y «ayudar a las rentas medias y bajas a llegar a fin de mes», acusando al Gobierno central de no cumplir con su palabra de «incrementar y consolidar una bajada de impuestos».

En un acto en Mugardos (A Coruña), Feijóo ha incidido en que «la principal preocupación del Gobierno es mantener la estabilidad parlamentaria», en alusión a los apoyos con lo que cuenta el Ejecutivo liderado por Pedro Sánchez en la previa de la votación para convalidar en el Congreso el decreto anticrisis por la guerra de Ucrania.

«Si el Gobierno quiere tener el apoyo del PP es bien sencillo, conoce nuestras propuestas, las hemos presentado y estamos a la espera de que las acepte», ha esgrimido, antes de señalar que suponen «bajar la inflación con una reducción al 5% del IVA en la electricidad y gas, ayudar a las familias que está perjudicadas por la inflación y que no llegan a fin de mes, además de ejecutar fondos europeos y que el Gobierno haga unos esfuerzos desde el punto de vista del gasto burocrático y político».

Dichas manifestaciones las ha realizado Feijóo en Mugardos (A Coruña), durante la visita que ha realizado a las instalaciones industriales de la empresa Forestal del Atlántico, con ocasión de la presentación de un nuevo proyecto vinculado con la economía circular.

«Si el Gobierno nos dice que sí, si apoya la posición del PP, seremos coherentes con nuestra propuesta; si sigue sin necesitarnos y de manera unilateral saca unas medidas con sus socios, serán ellos los responsables», ha detallado.

COMISIÓN DE SECRETOS OFICIALES

Preguntado sobre los cambios introducidos en la Comisión de secretos oficiales, Feijóo ha defendido que los populares «confían» en los funcionarios del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

«Creemos que hacen un buen trabajo para España y que hacen un buen trabajo para el Estado, y no tenemos porque desconfiar de su labor para el Estado de Derecho. Si hay algún miembro del CNI que no lo haya realizado, le pediremos responsabilidades», ha incidido, detallando que «una cosa es intentar destruir el Estado, intentar destruir el CNI y otra muy distinta es respetar el Estado y el trabajo del Centro Nacional de Inteligencia».

Además, el todavía presidente de la Xunta ha incidido en que «el hecho de que a los partidos independentistas se le conceda participar en la Comisión de secretos oficiales es sin ninguna duda aplacar un problema de Gobierno, pero no del Estado» y que, por tanto, no se puede «permitir que para proteger su Gobierno, Sánchez desproteja al Estado».