El BNG pide a la Xunta compromiso con el astillero vigués de Barreras y solicita un plan industrial que garantice carga de trabajo y mantenga los empleos, mientras el Ejecutivo autonómico asegura que «siempre han estado a disposición de Barreras para encontrar una solución», pero que «deben respetarse los tiempos del proceso judicial».

En su comparecencia este viernes ante la Comisión 6ª de Industria, Enerxía, Comercio e Turismo, el director del Igape, Fernando Guldrís, ha asegurado que la industria naval es «un sector estratégico», que ha conseguido mantener una posición de liderazgo pese a la pandemia, y con la que colaboran. «Tenemos un compromiso firme desde hace más de una década», ha defendido.

Así, ha recordado que durante estos últimos años la Xunta ha facilitado carga de trabajo, ha apoyado la diversificación de la industria y ha facilitado la continuidad de la actividad en Vigo con líneas de préstamos específicas de las que se beneficiaron 23 empresas.

Con todo, ha remarcado la necesidad de ser «respetuosos» con el proceso judicial que atraviesa Barreras ahora mismo.

«En este marco, somos conocedores de las dificultades existentes y de que la prioridad es garantizar la carga de trabajo. La Xunta apoyará las propuestas de compra de Barreras que permitan mantener la carga de trabajo, que deben incluir un plan de negocio e industrial viable y sólido», ha destacado Guldrís respecto a la pregunta nacionalista sobre un posible plan industrial.

Junto a esta disposición autonómica, el Ejecutivo gallego ha solicitado al Gobierno estatal que «se involucre más», al igual que lo hacen otros países europeos, así como la convocatoria, lo antes posible, del Perte naval.

«SITUACIÓN CRÍTICA» PARA BARRERAS

La diputada autonómica del BNG, Carme González, no se ha mostrado satisfecha con las explicaciones otorgadas por Guldrís y ha insistido en que el astillero se encuentra «en una situación crítica», con una serie de actuaciones empresariales «que parecen dirigidas a la liquidación de la empresa y al despido de todo su personal sin que los Gobiernos gallego o estatal intervengan para evitarlo».

«Dada la trascendencia laboral y económica del astillero, y dado que se han realizado importantes desembolsos de dinero público que podrían perderse con la liquidación de Barreras, no se entiende la inacción de los gobiernos», han insistido, además de hacer referencia a diversas informaciones que apuntan a un posible despiece de las parcelas para su venta.