El secretario xeral del PSdeG, Valentín González Formoso, ha advertido al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que hay que ser «leal» en la gestión de la pandemia y ha censurado su política de «confrontación» con el Gobierno central, antes de advertirle que «no hace falta ser el primero de la clase y poner deberes a otros permanentemente».

«(A Feijóo) se le podría pedir lealtad al Gobierno de España y con el resto de territorios», ha esgrimido, en declaraciones a los medios en un acto en Santiago, antes de defender la decisión de reponer la mascarilla en exteriores como «una fórmula absolutamente necesaria» para frenar una nueva ola de la pandemia «menos letal» que otras previas, pero «más expansiva».

Formoso ha defendido que «no es bueno andar discutiendo» sobre estas cuestiones y ha apelado a «respetar el criterio científico» que sustenta este tipo de medidas, antes de remarcar que, bajo su punto de vista, esta medida no supone un «problema» para los ciudadanos. «No veo a nadie discutiendo sobre llevar la mascarilla», ha dicho.

RECHAZA LA POLÍTICA DE «CONFRONTACIÓN»

Por eso, ha instado a no «obsesionarse con ser el primero en todo». «No debemos ser el primero de la clase permanentemente y estar poniendo deberes a otros permanentemente», ha esgrimido, muy crítico con la política de «confrontación» en el marco de una pandemia y convencido de que eso no es lo que quieren los gallegos, un pueblo «constructivo», ante un asunto «de Estado».

Finalmente, ha abogado por que lo que tienen que hacer las administraciones es dotar de medios para que se cumplan las medidas que decidan los científicos y ha concluido que el PSdeG no se va a dedicar a «discutir» los pasos que decide dar la Xunta en cuestiones como la vacunación o en «cerrar la hostelería», cuando lo ha hecho, y pese a que decisiones de este tipo afecten a muchas personas.