El BNG ha reclamado a la Xunta un proyecto integral para la detección de la incidencia de la Covid a través de las aguas residuales, una herramienta que la directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán, ha considerado «complementaria» a las ya existentes.

Lo ha hecho en la Comisión de Sanidade, Política Social e Emprego, en respuesta a una pregunta de los nacionalistas sobre las actuaciones previstas por la Xunta para la creación y financiación de una red de vigilancia epidemiológica con el fin de la detección y de la alerta anticipada del virus en aguas residuales.

La ha planteado la diputada Montserrat Prado, quien ha aludido al proyecto impulsado desde la Edar de Bens, en A Coruña, en una intervención en la que ha defendido el modelo promovido desde la misma como «útil» para esta detección. Al hilo de ello, ha instado a la Xunta a «liderar la vertebración de este sistema» a través de un «proyecto integral» en Galicia para el estudio de la Covid a través de las aguas residuales.

En su respuesta, la directora xeral de Saúde Pública ha defendido el modelo que se está aplicando en la comunidad autónoma para la detección de la incidencia del virus y de las «diferentes variantes». Por otra parte, ha asegurado que el estudio en aguas residuales es una «herramienta conocida en salud pública» que, ha incidido, «no sustituye a los enfoques de detección», ha manifestado sobre otros.

«Es una herramienta para observar tendencias, no un criterio absoluto», ha respondido. Mientras, ha reivindicado las inversiones de la Xunta en diferentes proyectos.

En relación a las demandas planteadas por el BNG, Carmen Durán ha insistido, asimismo, en que la Xunta apuesta por el «trabajo en red» y, en este sentido, ha expuesto que se ha planteado al Ministerio de Sanidad incluir a las depuradoras de A Coruña y de Santiago en la iniciativa ‘Vatar Covid-19’, para la vigilancia microbiológica en aguas residuales y aguas de baño.