La alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, ha manifestado, tras el congreso del PSdeG celebrado este martes y miércoles, que ahora toca «trabajar» para ofrecer una «alternativa de gobierno» y dar «respuesta a los gallegos».

Este objetivo ha marcado para todos los militantes «con independencia de la posición» que ocupen, ha dicho al ser preguntada por el exsecretario xeral, Gonzalo Caballero.

A preguntas de los periodistas, en la rueda de prensa que ha ofrecido sobre la Junta de Gobierno local, ha calificado de «ilusionante» esta nueva etapa y ha resaltado el respaldo al nuevo secretario xeral del PSdeG, Valentín González Formoso.

«Una nueva dirección fuerte y unida», de la que ha destacado también la presencia municipalista. En este sentido, ha subrayado la incorporación de dos ediles de la corporación coruñesa al frente de sendas secretarias, la de Organización y Servicios Sociales, que asumirán José Manuel Lage Tuñas y Yoya Neira, respectivamente, así como la del militante de A Coruña Rafael Arangüena a la ejecutiva.

En esta nueva etapa, ha manifestado también que hay que «dejar de mirar para dentro y mirar a Galicia». «Y atender las preocupaciones de los gallegos», de los que ha asegurado que deben ser «el objetivo de las polítcas transformadoras» que, ha argumentado, hacen los socialistas cuando asumen responsabilidades de gobierno.

A ello, ha asumado «ofrecer una alternativa al gobierno de Feijóo» y, en este sentido, ha remarcado la «trayectoria de gestión exitosa» de González Formoso.