El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ve necesario «seguir defendiendo» la Constitución y «tener fuerzas políticas mayoritarias que no tengan ningún complejo» en proclamar que se sienten «orgullosas» de la Transición y del «autonomismo constitucional» que practica por ejemplo –ha remarcado– Galicia.

Así lo ha trasladado, en declaraciones a los medios en Madrid, donde participa en los actos por el 43 aniversario de la Carta Magna, y donde se ha referido al comunicado conjunto emitido en la pasada jornada por varios partidos críticos con la Constitución, entre ellos el BNG.

Convencido de que «cualquier país» firmaría una Transición como la que tuvo España, ha reiterado su «orgullo» por todos los políticos que hicieron posible la Transición y la Constitución, incluido el Partido Comunista de entonces, y ha remarcado que, para él dichos dirigentes son «maestros de la política».

Enfrente, ha constatado que hay partidos «minoritarios» en España que trabajan «contra las mayorías», pero ha enfatizado que más preocupante que eso resulta «que esos partidos tengan un enorme protagonismo en la vida política española, condicionen al Gobierno de España e, incluso, aprueben las leyes que afectan a todos».

Así, además de reivindicar la necesidad de que las fuerzas «mayoritarias» sigan defendiendo la Constitución, ha destacado que en esta jornada se celebra «la mejor etapa vivida en los últimos siglos en España» gracias al «texto que garantiza esa etapa de prosperidad, bienestar y libertades».

Para Feijóo, la Constitución es tanto como «los cimientos sólidos de la sociedad democrática española». «Algo que no se ve, pero sin lo cual no se podrían seguir construyendo espacios de prosperidad, progreso y libertad», ha descrito.

«Son esos cimientos que hay que mantener, conservar y poner en valor. Eso que no se ve es lo más importante sobre lo que se construyen los edificios democráticos», ha agregado, a renglón seguido.

CELEBRA QUE «EL POPULISMO» NO ESTÉ EN LAS INSTITUCIONES GALLEGAS

Feijóo ha recordado que la Constitución cumple 43 años y que el Estatuto de Galicia conmemora su 40 aniversario, y ha asegurado estar «muy satisfecho como gallego» de que «el populismo no entre a dirigir» la Comunidad ni haya conseguido hueco «en las instituciones democráticas» gallegas.

A su juicio, «es un signo de madurez del pueblo gallego, un pueblo sosegado que reflexiona y toma decisiones», en su opinión, «adecuadas».

«Es el momento de que los gallegos pongamos en valor la Constitución española porque lamentablemente gobiernan en España partidos que no creen en la Constitución y que no quieren acatarla. Por eso, es bueno poner en valor los demócratas el autonomismo constitucional y la España de las libertades, que se cimentan en el texto constitucional», ha zanjado.