El secretario de Organización del PP a nivel nacional, Alberto Casero, ha dirigido una carta de respuesta a Javier Guerra, candidato a la presidencia del PP en Vigo, en la que aclara que el comunicado remitido a la presidencia provincial (que Alfonso Rueda luego envió al Comité Organizador del Congreso Local, COC) sobre posibles irregularidades en la solicitud de afiliaciones al partido no desvelaba ni de cuántas se trataba «ni por supuesto» se daban nombres.

En dicha carta, que ha dado a conocer este miércoles el equipo de Guerra, Alberto Casero señala que el comunicado remitido a Alfonso Rueda tenía «intención de aclarar posibles confusiones y evitar irregularidades que pudiesen dar lugar a futuras impugnaciones en los procesos electorales».

«En la misiva no se hacía referencia a un número concreto de afiliaciones ni, por supuesto, se hacía referencia a ningún nombre en concreto», ha explicado el secretario de Organización, que también ha matizado que, en todo caso, esas nuevas afiliaciones «nunca» se habrían incorporado al censo electoral (cerrado a 20 de julio de 2021).

Así las cosas, estos afiliados no habría podido, por tanto, participar en el Congreso Local, que se celebra el próximo 18 de diciembre, «y menos aún decantar el resultado del proceso electoral interno».

«DESMENTIDO» AL COMITÉ ORGANIZADOR

A la vista de esta respuesta desde Génova, la candidatura de Javier Guerra ha concluido que la Secretaría de Organización «desmiente» al COC, «que utilizó esta carta para acusar a Javier Guerra de haber afiliado irregularmente a personas con la intención de influir en el resultado del Congreso».

Este martes, la organización del cónclave hizo público un comunicado en el que informaba de que la Secretaría de Organización había alertado de varias solicitudes de afiliación irregulares. Según el COC, esas irregularidades consistían en que las peticiones se acompañaban por un número de cuenta para pagar las cuotas que pertenece a Javier Guerra, facilitado por personas sin vinculación «familiar o análoga» con el candidato.

El comité señalaba en su nota que esta circunstancia se repetía en 19 solicitudes y que, por otra parte, también se habían detectado 16 peticiones de afiliación vinculadas con cuentas bancarias de las que son titulares cargos del PP vigués en el Ayuntamiento.

Guerra respondió a este comunicando defendiendo que las solicitudes no eran ilegales, ya que se corresponden con «familiares y allegados suyos», e insistió en que esas personas no podrían votar en el Congreso Local, tal y como ha ratificado ahora la Secretaría de Organización. Asimismo, cuestionó cómo el COC pudo obtener datos personales y nombres para emitir su comunicado.