El presidente del PP de Pontevedra, Rafael Domínguez, ha tachado de «capricho» la adquisición por parte del alcalde de la ciudad, Miguel Anxo Fernández Lores, de un coche oficial valorado en más de 60.000 euros.

En un comunicado, Domínguez, «que pidió paralizar la operación el pasado mes de mayo», ha criticado que Lores «siempre ha defendido que la Corporación municipal utilice el transporte público o los vehículospropios de los concejales en sus desplazamientos laborales», a lo que ha añadido que, además, «es de sobra conocido que nuestro alcalde poco o nada se mueve».

«Ha sido un capricho del señor Lores, que tiene un gusto por el lujo que poco tiene que ver con los principios que dice defender. Es comunismo de caviar», ha aseverado el presidente de los populares pontevedreses.

«Cuando solicitamos numerosos planes para paliar el duro golpe que la pandemia ha producido en Pontevedra, el BNG y el PSOE votaron en contra. Ni una sola ayuda directa a los sectores más afectados, a las familias de nuestra ciudad, pero en cambio hay dinero para un nuevo coche de altísima gama para el alcalde. Además, no renuncia ni al chófer ni a la plaza de garaje que le pagamos todos en pleno centro de la ciudad», haargumentado el popular.

En este sentido, Domínguez ha cargado contra la «hipocresía» de Lores, «que en la misma semana dice que los coches necesarios en la ciudad son muy pocos y se compra con el dinero de todos los pontevedreses uno que alcanza los 100 km/h en poco más de cinco segundos y supera los 260 km/h».