La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, ha reivindicado este lunes el papel que deben jugar las entidades locales en la gestión del fondos europeos, al igual que hizo el pasado viernes en la Comisión de Diputaciones, Cabildos y Consejos Insulares de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) que se celebró en Almería.

En una rueda de prensa celebrada este lunes, la presidenta provincial ha reconocido que la estructura territorial y competencial es muy especial y que no es fácil organizar cómo se gestionan los fondos.

Carmela Silva ha expresado su preocupación en el caso de Galicia y ha incidido en que el propio presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, «pide colaboración y cogobernanza al Gobierno del Estado en el reparto de los fondo» cuando «aún no ha convocado ni a las diputaciones ni a la Fegamp».

Este mismo lunes finaliza el proceso para elaborar la estrategia territorial de la sostenibilidad turística y Carmela Silva ha subrayado que el proceso «no fue participativo». La presidenta de la Diputación de Pontevedra ha remarcado que la Xunta «no consultó con las diputaciones» y «ni siquiera intentó consensuar el diseño de la convocatoria de los planes de sostenibilidad que van a la estrategia territorial».

«Yo veo con mucha preocupación que la Xunta no colabore, coordine ni cogobierne», ha afirmado Carmela Silva exigiendo, un reparto «equilibrado y transparente» de los recursos y un cambio en el «modus operandi» del Gobierno gallego al que reclamó que «tiene que hablar menos de recuperar poder –«además, lo tienen imposible», ha recalcado–, y tienen que hablar más de la gente y del futuro de Galicia».