El presidente de la Xunta y del PP de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha calificado de «parche» las medidas aprobadas este Gobierno para bajar el precio de la luz y ha lamentado su política energética «descabellada» y de «ruptura».

Desde Outeiro de Rei, durante la clausura del Congreso del PP de Lugo que ha reelegido a Elena Candia como líder provincial, Feijóo ha deseado que «ojalá el Gobierno acierte» con estas medidas, pero ha matizado: «Después de estudiarlas, puedo asegurar que esto es un parche».

«Esto es una patada para adelante, para pagar el precio de la luz en los próximos meses, cuando acaben estas pseudomedidas, todavía igual o más caro que ahora», ha enfatizado.

Y es que, para el mandatario gallego, la transición energética diseñada por el Ejecutivo de Pedro Sánchez es «una ruptura que lo único que produce es un incremento exponencial del precio de la luz, que perjudica a las familias, a las medianas y pequeñas empresas, a los autónomos y por supuesto a la industria del aluminio», ha avisado.

ALCOA SAN CIBRAO

De esto se ha servido Feijóo para denunciar la situación de la factoría de Alcoa San Cibrao, situada en Cervo: «Nos encontramos ante la mayor inestabilidad que recordamos en A Mariña».

El líder del PPdeG ha recordado que «se llegaron a acuerdos» con los gobiernos tanto de Zapatero como de Rajoy, por lo que la planta «no tiene ningún problema de viabilidad en A Mariña».

«¿Qué ocurriría si en vez de estar está factoría de aluminio primario en Lugo estuviera en Barcelona? ¿Qué ocurriría si estuviera en una provincia vasca? Pues que habría una solución y aquí no», ha afeado.

En este contexto, ha avanzado que el PP de Galicia «va a seguir defendiendo a los trabajadores de Alcoa»: «Porque somos un partido que defendemos a los trabajadores porque si no, ¿cómo nos pueden votar los trabajadores?».

«PARTIDO DE LA LIBERTAD»

Finalmente, Feijóo, que ha presumido que el PP es el «partido de la libertad, del mérito y del esfuerzo», ha aprovechado para «agradecer el cariño inmenso de tanta gente» que entrega a la formación «a cambio de nada».

De igual modo, al igual que la recién reelegida presidenta provincial, ha asegurado que los objetivos que se marcan ahora es recuperar los gobiernos del Ayuntamiento y de la Diputación de Lugo.