El diputado del BNG en el Congreso, Néstor Rego, ha reigstrado iniciativas en la Cámara para que la oficina de Muface en Santiago no cierre el próximo 30 de agosto, tal y como ya anunció el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, y mantenga la atención presencial.

A través de un comunicado, el Bloque exige que «no se recorten servicios» ni se obligue a los mutualistas a emplear «en exclusiva» los medios digitales sin contemplar «las dificultades personales o técnicas que esto puede suponer» para muchos de ellos.

El Gobierno central anunció el cierre de esta oficina y el traslado del servicio a A Coruña a finales de agosto. Esta misma semana, el Ministerio justificaba la decisión en hacer «más eficiente la labor de atención a los mutualistas» de la provincia y explicaba que la oficina de la capital gallega era solo delegada, puesto que «no realiza trámites directamente».

El diputado del BNG en el Congreso denuncia que el traslado de este servicio dejará sin atención presencial directa a «miles de personas» del sur de la provincia.

Así, Rego llevará al Congreso iniciativas para reclamar al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas que paralice el cierre porque «existe una gran demanda y una necesidad evidente» de mantener abierta «y en pleno funcionamiento» esta sede.