La portavoz de sanidad hospitalaria del BNG, Iria Carreira, ha avisado al conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, que «no valen los lamentos vacíos» por la situación de la atención primaria gallega, ante la que exige «soluciones».

En rueda de prensa, la nacionalista ha descrito el «importante colapso» que sufre la atención primaria gallega en periodo estival, con «agravante añadido» en los puntos de atención continuada (PAC) con respecto a los centros de salud.

La situación «es grave» al estar asumiendo los profesionales «una carga laboral que no le corresponde», en relación al rastreo de positivos y contactos de positivos de coronavirus, que, según ha advertido, «debería estar haciendo un sistema que no está cumpliendo por falta de personal o por falta de medios y que asume la atención primaria».

En cualquier caso, Carreira ha constatado que todo esto «no es algo novedoso», pues este servicio «ya arrastraba muchas deficiencias» y el Bloque ya planteó incrementos presupuestarios en los últimos tiempos para abordar sus deficiencias.

Las consecuencias, según ha denunciado, son «muy palpables», al estar «empeorando dramáticamente las condiciones laborales del personal», con agendas «masificadas» de 50-60-70 y hasta 80 pacientes por día, según sus datos, y una disminución de la calidad asistencial para los pacientes.

En este contexto, ha señalado que los profesionales están saliendo a la calle para exigir mejoras y también tomando medidas como la denuncia del colegio médico de Pontevedra «por saturación».

«La propia consellería es consciente, pero no nos parece de recibo que solo sea un lamento vacío sin aportar soluciones, que el conselleiro solo diga que la situación es complicada, que faltan profesionales, sin aportar propuestas», ha criticado la parlamentaria.

VACUNACIÓN

Por otra parte, en relación con la campaña de vacunación, Iria Carreira ha visto «intolerable que un asunto tan serio se convierta en un caballo de batalla contra el Gobierno central» por parte de la Xunta. «Tiene que ser tomada con la seriedad que requiere», ha requerido.

Por su parte, ha denunciado el funcionamiento del sistema de autocita para menores de 20 años «que fue caótico este fin de semana», cuando fue «mucho más fácil comprar entradas para un concierto que para pedir cita para vacunarse» contra la covid.