La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, defiende adoptar medidas para frenar la pandemia teniendo en cuenta «el nivel de vacunación amplio» y que la incidencia actual tiene una repercusión «limitada» en los ingresos hospitalarios. «Pues creo que (con estos parámetros, y a fecha de la entrevista), mejor dejar las cosas como están, siempre teniendo en cuenta que lo prioritario son las vidas de las personas», ha manifestado al ser preguntada por si es partidaria de un toque de queda.

«Creo que, en este momento, tomar restricciones desde el punto de vista de las libertades, si tenemos un nivel de vacunación amplio , estamos viendo también que la incidencia en ingresos hospitalaria es limitada; pues creo que mejor dejar las cosas como están, siempre teniendo en cuenta que lo prioritario es la vida de las personas», ha analizado la líder nacionalista.

En una entrevista concedida a Europa Press –con anterioridad a los anuncios del viernes–, Pontón ha considerado que «tampoco» cree que se «puedan tomar las mismas medidas con casi un 60 por ciento de la población vacunada que cuando no había vacunas y, por lo tanto, el riesgo era mucho mayor desde el punto de vista sanitario».

«El objetivo no es el toque de queda, ni restringir el ocio nocturno, ni restringir libertades; el objetivo tiene que ser salvar vidas», ha enfatizado Pontón, quien ha subrayado que, en su opinión, «a día de hoy hay mecanismos desde el punto de vista epidemiológico para no tener que ir a esas medidas que son más drásticas y que a nadie le gustan».

PIDE «PRESIONAR» A LA UE

La dirigente nacionalista, no obstante, sí ha criticado que durante el invierno se fijase el objetivo de «salvar la Navidad» y ha censurado la «falta de anticipación y bandazos» de los gobiernos central y autonómico en la gestión de la crisis sanitaria, declarada pandemia por la OMS en marzo de 2020.

«Yo, lo que pienso, es que lo que nos debe enseñar esta pandemia es que la ciencia es muy importante. Estamos en un momento distinto porque la vacuna provoca que haya una mayor inmunidad a la hora de poder enfrentarse al virus. No creo que las medidas de hoy tengan que ser las mismas que hace un año», ha destacado, para poner el acento en que «lo que habría que hacer es acelerar el proceso de vacunación, que la vacuna llegue cuanto antes y, sobre todo, a gente más joven, en que se están dando más contagios».

En este sentido, ha apremiado a la Xunta y al Gobierno central «a hacer todo lo que esté en su mano para que las vacunas lleguen cuanto antes a la gente más joven». «Esa es la solución de futuro», ha incidido la dirigente nacionalista, quien ha rechazado que «el problema sea que no haya vacunas, sino que hay una opción de compra, que fue la que hizo la UE, que es limitada».

«En este momento, se deberían abrir todas las posibilidades para que las vacunas lleguen cuanto antes al mayor número de personas posible. Sobre todo a la gente joven, que nos demostró en esta pandemia que hizo un gran esfuerzo de responsabilidad y ahora, cuando le tiene que llegar la vacuna, no le pueden decir que se va a ralentizar el proceso de vacunación», ha insistido.

Preguntada si en su planteamiento entra ‘salirse’ de esa compra centralizada de la UE, Pontón ha contestado: «Lo que digo es que hay muchas opciones, incluso presionar a la Unión Europea para que las vacunas lleguen rapidamente a la gente».