La diputada del BNG y vicepresidenta segunda del Parlamento gallego, Montse Prado, se ha reunido este martes con el delegado para Europa de la Federación Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), Fayez Badawi, para trasladarle la «solidaridad» del partido con su pueblo ante «la barbarie y el genocidio» que sufre de manos de Israel y «el silencio cómplice de la comunidad internacional, incluido el Estado español».

De este modo, Prado ha demandado la intervención de las instituciones internacionales, empezando por la Unión Europea y España, para «condenar y poner fin» estas «violaciones sistemáticas», así como para exigirle a las autoridades israelíes que respeten los acuerdos de paz y las resoluciones de la ONU.

«La comunidad internacional tiene que dejar de ser cómplice de Israel y actuar para poner fin a la ocupación y caminar hacia el establecimiento de un Estado independiente, dentro de las fronteras reconocidas tal y como estaban el 4 de junio de 1967, y con el derecho al retorno de todos los refugiados palestinos, de acuerdo con las resoluciones de la ONU», ha remarcado la diputada del Bloque.

La nacionalista ha recibido a Badawi en la sede de la Cámara gallega, en Santiago de Compostela, donde le ha transmitido «la más enérgica condena» de su formación a las «agresiones» israelíes en Jerusalén y a los continuos bombardeos sobre Gaza, especialmente los realizados el pasado mayo.

A su vez, según recoge el BNG en un comunicado, el representante del FPLP le ha explicado la grave situación que vive el pueblo palestino y las consecuencias de estos últimos sucesos, así como los «constantes ataques e intimidaciones» contra los residentes palestinos en Jerusalén Este por parte de las autoridades israelíes y los colonos, que mantienen su «campaña continua de limpieza étnica».

CENTRO DE INTERPRETACIÓN DEL CASTRO DE COCIÑADOIRO

Por otra parte, el diputado del BNG en el Congreso, Néstor Rego, exige al Gobierno que «cumpla su compromiso» de construir el Centro de Interpretación do Castro de Cociñadoiro, en Arteixo (A Coruña), y de dar alojamiento a los materiales arqueológicos aparecidos en este yacimiento.

El nacionalista también reclama que se estudien las construcciones funerarias de época tardorromana que aparecieron durante las obras del puerto de Rañobre.

A través de un comunicado, el representante del Bloque en las Cortes recuerda que los restos de este asentamiento de la primera Edad del Hierro fue arrasado «por completo» en 2005 durante la construcción del puerto exterior de A Coruña, en Punta Langosteira.

Sin embargo, antes de iniciar las obras se realizó una excavación con la intención de documentar todo lo relacionado con aquel poblado y el Gobierno del Estado «se comprometió a crear un Centro de Interpretación» para la musealización del hallazgo, asegura el BNG.

«Restos como los del castro de Punta de Muros –como también se conoce el yacimiento– precisan ser puestos en valor y destacar la función de las construcciones y su cronología, al contar con una datación que permite situarlo como uno de los castros más antiguos del noroeste peninsular», destaca Rego.

Además, el diputado nacionalista lamenta que, a pesar de que la Autoridad Portuaria organizaba visitas guiadas a las obras de Punta Langosteira, «nunca se puso en valor» esta excavación y los trabajos se realizaron «con sumo secreto», sin comunicar «nada a la comunidad local, ni tampoco a la científica ni a los medios».