La directora xeral de Planificación Enerxética e Recursos Naturais, Paula Uría, defiende que la Xunta no autoriza «ningún» proyecto eólico que «sea incompatible» con el medio ambiente.

En la comisión de Ordenación Territorial, el diputado del BNG Luís Bará ha cargado contra la política eólica del PP, que deja «espacios arrasados», y pone como ejemplo el promontorio de O Roncudo, en Corme.

Acusa a la Xunta de que «impidieron» la ampliación de la Red Natura para favorecer la instalación de 35 parques en zonas como las sierras de A Grobra, Suído, Xistral, así como Costa da Morte y Costa Ártabra, entre otros.

En respuesta, Paula Uría ha señalado que el Gobierno gallego solo autoriza proyectos que cuenten con «todas las garantías» a través de un desarrollo «ordenado» y una planificación «definida», que incluye la protección de espacios naturales.

Asegura que no se puso ningún proyecto en Red Natura desde el año 2009, pero afea que hubo «seis» en esos espacios con el bipartito. Por ello, garantiza que el Ejecutivo autonómico es «escrupuloso» con el respeto a esa Red Natura.

Recuerda que para «todos» los proyectos eólicos se emplea el procedimiento de impacto ambiental ordinario, que es el «más garantista».

En lo tocante a la reciente sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) que anula el acuerdo del Gobierno gallego para modificar el parque eólico de Serra do Oribio, la directora xeral ha subrayado que «no es firme», al tiempo que el dictamen de la Sala «no es unánime», con uno de los jueces que «da la razón a la Xunta».

Además, Uría apuesta por un crecimiento «sostenible» del sector eólico y valora que la futura de ley de reactivacióñn servirá para la simplificación administración, pero «siempre con la máxima protección del medio ambiente».

CRÍTICAS DEL BNG

Por su parte, el diputado nacionalista considera «toda una declaración de intenciones» que no vaya «nadie» de la Xunta de protección de espacios naturales a contestar esta pregunta.

A este respecto, Bará ha lanzado una «alerta» sobre la destrucción de hábitats y ecosistemas protegidos. Pone el foco sobre los parques eólicos en la provincia de Ourense a cargo de una empresa noruega.

Aquí, recuerda el «varapalo» al PP con varias sentencias. Luís Bará avanza que el Bloque denunciará ante la Comisión Europea para que le pare «los pies» a los intereses «depredadores» de grandes compañías eléctricas con «tramitaciones y cambios a sus medidas»

Si bien ha dicho que el BNG está a favor de la energía eólica, agrega que no a través del modelo de «expolio» de la Xunta, que «deja de lado los aspectos medioambientales». «No puede ser una patente de corso en la que todo vale», avisa.