El vicesecretario xeral del PSdeG, Pablo Arangüena, ha manifestado que el grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de A Coruña «sigue en situación irregular», al ser preguntado por el pago de cuotas al partido que, según la dirección gallega, adeudan, y les ha advertido que «nadie está por encima del partido».

A preguntas de los periodistas, coincidiendo con la rueda de prensa que ha ofrecido este viernes para hacer balance de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), ha aseverado que por parte de la Secretaría de Organización del PSdeG se ha requerido al portavoz municipal socialista, José Manuel Lage, para que se abonen unas cuotas, que la alcaldesa, Inés Rey, negó que se debiesen.

Arangüena ha dicho que han solicitado «que se pongan al día en esas aportaciones y se formalice el convenio» que, según ha señalado, también está pendiente de materializarse.

Preguntado si la dirección del partido se plantea abrir un expediente, ha rechazado «anticipar» ninguna cuestión al respecto, pero ha remarcado que «todo el partido en Galicia y en Ferraz es consciente de la situación en A Coruña».

«Nadie está por encima del partido y los cargos no son un cheque en blanco», ha advertido a los y las ediles del grupo municipal socialista en A Coruña. «La ética es el motor del PSdeG y nadie está por encima del partido ni de la ética del PSdeG», ha apostillado.