El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha defendido en relación a la manifestación convocada para este sábado en Pontevedra en defensa de la sanidad pública que él «respeta» todas las opiniones pero también ha abogado por «conocer los datos» y ha remarcado que «en Galicia nunca se invirtió tanto como ahora en sanidad».

«Nunca hicimos tantos hospitales y tantos centros de salud. Nunca se aumentó tanto el equipamiento, ni hubo tanto gente trabajando en el Servizo Galego de Saúde como ahora», ha defendido el presidente gallego, en declaraciones a los medios.

Sí ha reconocido que en la coyuntura actual, en urgencias o en otros servicios «hay una presión como consecuencia de la covid-19» y «puede haber algunas unidades con mayor estrés sanitario», pero ha defendido que la «profesionalidad» de los sanitarios, que ha agradecido, permite avanzar.

Así las cosas, se ha mostrado convencido de que cuando el Ministerio de Sanidad cuente «todos los parámetros» y se pueda «clasificar el nivel de eficacia» de los servicios autonómicos, el gallego estará «dentro de los mejores de España».

«Y eso es gracias a los profesionales, a los que vuelvo a agradecer su compromiso y vocación», ha zanjado.