La portavoz de Ciudadanos en Galicia, Beatriz Pino, ha acusado al Partido Popular y al Partido Socialista de «dejar morir lentamente» la planta de Alcoa en San Cibrao, en Lugo.

Así se ha pronunciado este viernes después de la multinacional anunciase que aplicará un despido colectivo que afectará a 524 empleados y que procederá a hibernación ordenada de las cubas de electrolisis.

La responsable autonómica de la formación liberal ha señalado que «la vida de esta comarca, en la que el sector industrial es estratégico, está en jaque por la dejadez del bipartidismo».

«La pérdida de estos puestos de trabajo es inasumible para la economía de esta zona y será devastador para la economía familiar de esos trabajadores que dependen de estos sueldos para mantener a sus familias», ha indicado.

Pino ha sostenido que Ciudadanos lleva muchos años denunciado que esto podía pasar y ha censurado que finalmente haya ha pasado «sin que el PSOE ni el PP hayan hecho nada para salvar estos puestos de trabajo».

«Muchas promesas y pocos hechos. Ni Gobierno ni la Xunta han recurrido al Fondo Europeo para intentar buscar una solución», ha asegurado Beatriz Pino, que ha incidido en la necesidad de que se apruebe un estatuto de las electrointensivas.

La responsable de Cs ha señalado que «es crucial garantizar que sea posible mantener la actividad en la planta y que no se desmantele». «No se puede permitir que Alcoa actúe con mala fe para cargarse la fábrica y quitarse la competencia», ha sostenido Pino.

«Estamos asistiendo a parte del desmantelamiento de la industria gallega con la pasividad de Feijoo y la complicidad del PSdeG. Es un asunto importante y el PSOE desde Galicia también tiene que empujar», ha indicado.

«Pedimos a las Administraciones competentes que pongan urgentemente una solución encima de la mesa para estas familias. Tenemos que hacer lo posible para que este sector se recupere de este duro golpe. Necesitamos certezas, no improvisación», ha zanjado.