El BNG ha registrado un escrito para pedir a la Junta Electoral que solicite a Fiscalía una investigación por el traslado de personas mayores desde una residencia de ancianos hasta el colegio electoral de Rairo, en la ciudad de Ourense, en los comicios gallegos del pasado 12 de julio.

A través de un comunicado, la formación nacionalista advierte que estos hechos pueden constituir «posibles delitos electorales, así como posibles delitos por coacciones y contra la salud pública», ya que «aún a día de hoy» la Residencia San José «tienen restringidas las visitas».

Durante el desarrollo de la jornada electoral, el Bloque ya puso en conocimiento de la Junta Electoral Provincial «irregularidades» en esta mesa electoral de Rairo después a través de varias apoderadas que dejaron constancia de ello en el acta de la propia mesa.

Entre los acompañantes de los ancianos, aseguran, se encontraban «monjas y personal del centro y no familiares». Además, apunta el BNG, los mayores contaban «con capacidades físicas mermadas» y acudieron al lugar en vehículos de los profesionales del geriátrico. Así, la formación hizo constar en el acta esta práctica y las matrículas de los automóviles.

Tras poner estos hechos en conocimiento de la administración electoral, ahora el Bloque quiere que se comunique a la Fiscalía para investigar «posibles delitos electorales, así como posibles delitos por coacciones, delitos contra la salud pública y otros de los que no pudiésemos dar indicios».