La Xunta ha renovado su convenio con la Iglesia católica por el que entrega 200.00 euros para realizar reparaciones e intervenciones en los templos parroquiales.

El Consello de la Xunta, reunido este jueves, ha dado luz verde al acuerdo, orientado a financiar «la conservación, mantenimiento y rehabilitación» de los bienes eclesiásticos.

Los 200.000 euros se reparten entre las seis diócesis con influencia sobre territorio gallego y en función del número de parroquias que las componen.

La que más recibe es, por lo tanto, la de Lugo con 49.200 euros, seguida de Santiago (43.000 euros), Ourense (37.800 euros), Mondoñedo-Ferrol (31.600 euros), Tui-Vigo (25.400) y Astorga (13.000).

La Xunta señala que al amparo de este convenio se sufragarán actuaciones en las iglesias de Santa María de Xunqueira –Cee (A Coruña)–, Santo Estevo do Val –O Vicedo (Lugo)– y en Santa María de Freás de Eirás –Ramirás (Ourense)–.

También se contemplan intervenciones en San Xoán Bautista de Piñeiro –Covelo (Pontevedra)–, Xares –A Veiga (Ourense), Santalla –Paradela (Lugo)– y San Miguel de Buciños –Carballedo (Lugo)–.