El gobierno municipal de A Coruña ha manifestado su satisfacción por el régimen de protección patrimonial como Bien de Interés Cultural (BIC) de la Casa Cornide tras la incoación, por parte de la Xunta, del expediente para declararla como tal. Mientras, avanza que estudia la vía judicial «más segura» para recuperar el inmueble, propiedad de los Franco.

Sobre el procedimiento para la declaración BIC, solicitado por el consistorio, asegura que la noticia «avala sus actuaciones «con el fin de recuperar el edificio expoliado por la familia Franco», entre los que cita el proceso judicial para «devolver a la ciudad un paatrimonio que es de todas y todos».

La alcaldesa, Inés Rey, manifiesta también que espera que «pronto» se pueda hacer un inventario de lo que se encuentra dentro del edificio e insiste en que se está estudiando «la vía judicial que garantice la mayor seguridad de cara a recuperar esta joya de la Ilustración».

Sobre el régimen de protección BIC, la regidora insiste en que supone «un paso importantísimo» dentro de un proceso que el ayuntamiento inició encargando un informe a la Universidade da Coruña (UDC), «que demuestra que la permuta, subasta y venta de la casa a Carmen Polo fue ilegal». En él, se defiende «la titularidad pública» del inmueble.