La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha reclamado convertir el pazo de Meirás en un «espacio de recuperación de la memoria histórica». Además, ha exigido «una verdadera política de recuperación de la memoria democrática» y trabajar para que los bienes «que expolió el franquismo se devuelvan».

Lo ha hecho en declaraciones a los medios de comunicación a las puertas del Pazo de Meirás, en Sada (A Coruña), junto a otros representantes políticos de esta formación.

En él, ha situado la sentencia que obliga a los Franco a devolver al patrimonio público este inmueble como un símbolo de la «lucha de democrática» y de la «dignidad». «Hoy se está más cerca de que vuelva a su legítimo propietario, que somos los gallegos», ha sentenciado destacando, además, el trabajo hecho por investigadores y asociaciones, entre otros, para «acabar con los pozos negros del franquismo».

Ahora, y a la espera de que se materialice la entrega del pazo por parte de los Franco, mediante la ejecución provisional de la sentencia, ha pedido trabajar para conseguir este «uso público», pero también para que «todos los bienes que expolió el franquismo se devuelvan y que haya una verdadera política de recuperación de la memoria democrática».

«Es necesario una comisión independiente que haga un informe exhaustivo sobre todos los bienes en propiedad de los Franco y que llegaron –a ellos– de manera irregular o ilícita, que se trabaje en vías legales para conseguir su devolución», ha expuesto.

Por otra parte, ha considerado «urgente» poner fin a que la Fundación Francisco Franco gestione las visitas del pazo. «Para eliminar toda la exaltación del franquismo que se sigue realizando», ha insistido.

GESTIÓN CONSORCIADA

Mientras, ha abogado por una gestión del inmueble de manera consorciada, entre Xunta, Diputación y Ayuntamiento de Sada (A Coruña), además de la colaboración de asociaciones de la memoria histórica, y establecer un «primer plan de usos» hasta que no haya una sentencia definitiva.

En este sentido, ha respaldado una vertiente cultural en el inmueble, ligado a la figura de Emilia Pardo Bazán, pero también ha pedido convertirlo en un «espacio de recuperación de la memoria histórica». «Y no permitir un blanqueo del franquismo como parece que quiere hacer la Xunta», ha apostillado.

Al hilo de ello, ha reprochado al titular del Ejecutivo gallego, Alberto Núñez Feijóo, su actuación a este respecto. «Cero euros a las políticas de recuperación de la memoria», ha dicho Pontón, quien ha instado a debatir, a nivel autonómico, una ley que aborde esta cuestión.