Esta semana han arrancado de nuevo los trabajos para la elaboración del informe que solicitará la declaración de la Casa Cornide, en A Coruña, como Bien de Interés Cultural (BIC).

Este inmueble, ubicado en el casco histórico de la ciudad herculina, pertenece al patrimonio de los herederos del dictador Francisco Franco, aunque el consistorio coruñés trabaja para su devolución al patrimonio público, objetivo marcado por el Consello da Memoria Democrática.

El propio gobierno coruñés informa en un comunicado emitido este sábado que la empresa Tomos, encargada de elaborar el citado informe, ha retomado esta semana sus tareas, suspendidas por la pandemia de coronavirus.

Así, en la mañana de este sábado han realizado un registro fotgramétrico del inmueble, para lo que han empleado un elevador. La investigación está liderada por el historiador del arte Vigo Trasancos, que será el encargado de elaborar el informe final para pedir a Patrimonio la declaración como BIC de la Casa Cornide.

Las primeiras conclusiones del experto apuntan que la Casa Cornide «debería estar ya declarada BIC» al ser considerada una «estructura única» con «valores artísticos» que acreditan esta distinción que depende de la Consellería de Cultura e Turismo de la Xunta.