El personal de ambulancias es de los que están en primera línea cuando se trata de los primeros contactos con contaxios por coronavirus. La exposición al patógeno pone en riesgo a un grupo de profesionales que son los que, para muchas emergencias, son el principio de la cadena sanitaria para el tratamiento de un o de una enferma. ES por eso que la petición de Equipos de Portección Individual (EPIs) está siendo la mayor demanda de conductores, enfermería, personal médico y técnicos especialistas. El motivo, que en poco tiempo dejará de haber existencias de este material. No por falta de previsión, sino justamente porque nadie contaba con la pandemia del COVID-19 y su virulencia.

LA FALTA DE EPIs

La falta de EPIs para protegerse de una posible infección durante su trabajo es el caballo de batalla. En primer lugar, las empresas que subcontrataron el servicio de ambulancia son las que deben proporcionar los equipos. El personal del 061 tiene los EPIs desde lo propio 061. Mas las existencias de los equipos de seguridad están ahora, según las fuentes consultadas, a punto de agotarse.

Prácticamente las empresas están sin stock y hay que aprovechar lo que hay. Hay un bloqueo del stock desde que se centralizó todo” dice Yolanda, Técnico en Emergencias Sanitarias (TES). Sobre la empresa para la que trabaja, le preguntamos si puede afrontar los próximos días con los EPIs que tiene. “Están prácticamente sin stock, pero porque los suministros no llegan. Se han puesto en contacto con centros de FP para recoger todo lo que sea posible”.

Preguntamos si FP es la marca o tipo de máscara y la respuesta es “ están contactando con centros de Formación Profesional, a ver se entre todos conseguimos juntar algo de material para ir tirando”. Otras fuentes consultadas para este reportaje dicen desconocer este tipo de actuaciones.

La conclusión desde UGT es que existían los stocks de equipos de seguridad necesarios, los previstos para un año “normal” de picos de gripe o de otras dolencias, mas esto superó todas las previsiones. “Con el actual ritmo de casos e ingresos, los trajes de protección y las máscaras acabarán muy rápido” dice Óscar Vázquez, de UGT Ambulancias. “Estamos en contacto con otras partes del Estado y la situación es a misma, no llegan los equipos que hay”.

AMBULANCIAS

Los vehículos medicalizados o no, las ambulancias, fueron parte de las reivindicaciones del personal durante las huelgas en 2019. Algunas quejas del sector eran debidas al deterioro de las ambulancias. Sobre este punto, a día de hoy Yolanda responde que “las del 061 ahora algo mejor de lo que estaban hasta ahora ya que se estan empezando a utilizar las del nuevo concurso”, pero “como no se hagan los mantenimientos oportunos volveremos a lo de antes en poco tiempo”.

Dentro del sector programado de ambulancias “el concurso (de concesión) aun no finaliza hasta agosto, el estado de las ambulancias es mucho peor”. Por eso reclaman que la Administración se preocupe de realizar seguementos para que las empresas concesionarias hagan las inversiones precisas para el buen estado de los vehículos.

Sobre si el gasto en combustible supondrá un insumo que pueda superar también los presupuestos previstos, Óscar Vázquez cree que “no será un dato significativo” e insiste que la inversión prioritaria ahora mismo son los EPIs. En relación con los equipos de seguridad, se preguntó sobre personal de ambulancia contagiado Vázquez dice que los casos detectados están ahora mismo en cuarentena.

CONSECUENCIAS

La sensación imperante es que lo peor está por llegar. La mayoría de previsiones apuntan que el pico de casos no llegará a Galicia hasta la mitad del mes de abril o finales. En tal caso, ante una situación así, las autoridades sanitarias es habitual que tengan o protocolos o guías para los profesionales para no resultar afectados.

“No recibimos ninguna (formación) y es una de las cosas que estamos reclamando. A nosotros no nos consideran personal sanitario y nos harían las pruebas del Coronavirus como a cualquier otra persona” explica Yolanda, que señala esta falta de formación como un riesgo tanto para ellos cómo para el resto de población.

El personal también denuncia la escasez de las recomendaciones del Ministerio de Sanidad y mismo delante de las puertas del previsible “pico” de casos. Esta situación mismo la reconocía Núñez Feijóo estos días. Al presidente de la Xunta le están haciendo llamados de todos los sectores de la sanidad para que acelere las soluciones.

“Finalmente todos y todas caerán en la cuenta de la importancia que implica términos una sanidad pública y mejorar las condiciones dentro de ella” señala Óscar Vázquez. Mientras “Los TES estamos pidiendo ayuda por las redes sociales para conseguir todo el material necesario para poder seguir trabajando en condiciones” dice Yolanda.

Dejar respuesta

Por favor deja tu comentario!
Tu nombre