InicioEn profundidadAsí era la activista Begoña Caamaño: mujer volcánica, escritora de los amores...

Así era la activista Begoña Caamaño: mujer volcánica, escritora de los amores diversos

Publicada el


«Mi nombre es Morgana. Morgana de Cornualles. Morgana de Tintaxel. Morgana de Ávalon. Morgana de Camelot. Morgana, la hija de Garlois. La hermana del rey. La sabia. La druida. La maga. El hada. La bruja. La puta. Llamadme como queráis, es igual, soy todas y no soy ninguna. Que de cada una de esas Morganas y de tantas otras como podáis imaginar hay parte de mi esencia, pero que yo soy más, mucho más de lo que es su suma, o su conjunto. Yo soy Morgana, y esta es mi historia, contada por mí misma, con mi voz. La única historia en que me veo y en que me reconozco, por más que haya quien recuerde de otro modo los hechos…».

Morgana en Esmelle (Edición en castellano) (Begoña Caamaño, 2012)

Begoña Caamaño apuntaba con la palabra contra aquellas historias que siempre habían sido incuestionadas, aquellos mitos clásicos en los que las mujeres aparecían en un segundo plano, cediendo el protagonismo a los hombres héroes. Ella los reinterpretaba con su óptica lila. «Y estas mujeres por que no hablan?» – imaginaba – «Me gustaría saber qué están pensando». Así fue como Morgana, Circe o Penélope, a través de sus dos publicaciones literarias – Morgana en Esmelle (2012) y Circe ou o pracer do azul (2009) – pasaron a hacer el papel de protagonista de la historia. Hablaban, ahora sí, con voz propia.

LOS COMIENZOS DE LA VIDA

Ya desde niña Begoña Caamaño (Vigo, 1964 – Compostela, 2014) tenía la manía, quizás aí más inconsciente, de mudar los roles de género que la sociedad establecía. Las niñas de los años 60 y de los 70 jugaban con las muñecas o a las casitas, pero ella maquinaba otras maneras de divertirse. «Espigadiña, con el pelo rubio y revuelto», su amiga Maika Aguado y ella artellaban un montón de juegos dramáticos que consistían en la representación de escenas de películas. «Case siempre nos peleábamos porque las dos queríamos interpretar los papeles de hombres, los de las mujeres nos parecían aburridos. Al final las dos queríamos ser Bien-Hur o Tarzán«, recuerda Maika. «Son recuerdos inolvidables aunque habían pasado casi cuarenta años».

Fantasiosa, activa, rebelde, inquieta, tierna, intensa y con una fuerte personalidad. La suma, o el conjunto, de todas estas cualidades suyas hacían de Begoña una mujer amada por quien tenía a su lado. Decía que todas llevamos una Morgana dentro

«…Nací en Tintaxel, la fecha no importa, pues tampoco no importa mi edad. El lugar sí, el espacio que habitamos siempre nos marca de forma importante. Nací en Tintaxel, con un padre y con una madre amantes y que me amaban. Su amor me preservó por lo menos el comienzo de mi vida de todo el amargor que me rodeaba. Eran tiempos de guerra, pero eso tampoco tiene excesiva relevancia. Siempre son tiempos de guerra. Los míos, por lo menos, fueron siempre tiempos de guerra».

Morgana en Esmelle (Edición en castellano) (Begoña Caamaño, 2012)

Ella nació en el Barrio del Calvario, en Vigo. Segunda de cuatro hermanos, recibió sus primeras clases de francés de la mano de la escritora y referente del feminismo María Xosé Queizán. Nació en el Barrio del Calvario y desde allí comenzó su andadura profesional, en el 1986, en la emisora Radio Noroeste. Ella había estudiado Magisterio, pero lo que verdaderamente le gustaba era el Periodismo. Maika Aguado, que por entonces trabajaba en esa misma radio, recibió su visita después de un tiempo alejadas. «Una buena mañana Begoña entró en el locutorio y nos fundimos en un abrazo largo. Me comentó que le apasionaba el mundo de la radio, de la comunicación, y que veía en el periodismo una herramienta para combatir la injusticia. Quedé atónita. Desde aquel momento supe que viviría de la palabra».

BEGOÑA ‘ARTIVISTA’

«Y así fue». Pasó después por Radio Popular y por la delegación de Vigo de la Radio Galega, y más adelante, en el año 1992, comenzó a trabajar en la sede central de esta misma emisora en Santiago de Compostela, donde fue redactora de los servicios informativos hasta incorporarse en el Diario Cultural. En esta ciudad, en estas calles mojadas que comienza a habitar Begoña, teje amistades para la vida entera, entre ellas, la escritora y política Goretti Sanmartín, la cantante Uxía o la periodista Ana Romaní. Las noches compostelanas y la radio fueron los lugares en los que los afectos entre ellas fueron cuajando. Uxía no localiza en la memoria ese primer encuentro porque, echando un vistazo al tiempo pasado, dice que Begoña siempre fue «habitual en la vida». Ana Romaní recuerda con anhelo aquellos «debates apasionados a lo largo de horas y horas». Coincidían «en esa absoluta convicción y necesidad de procurar otras formas de vida y otro mundo».

«Begoña es una mujer que no pasa inadvertida» – cuenta ahora Goretti – «Era un lujo observar a una persona tan deshinibida, con tanta energía y capacidad de intervención y rebeldía. Una mujer volcánica, conversadora apasionada, lectora voraz«. Siempre del lado de las revoluciones, llevaba por bandera todas las luchas justas: el feminismo, los derechos laborales, el nacionalismo, la lengua, el país… «Su vida fue puro activismo». De las conversas con las amigas nacían mil proyectos, hasta habían ideado crear un sindicato de mujeres.

Que mundo deseaba Begoña? «Aquel sin explotación ni discriminaciones, donde las mujeres fueran ciudadanas de primera y los pueblos tuvieran el derecho de ejercer su soberanía», suelta Goretti con firmeza. En la búsqueda de esa realidad, el periodismo se abrió paso como cuando le abren las compuertas al mar. «Era una mujer rigurosa y exigente, desesperanzada porque esa honestidad profesionales chocaba con la realidad de la profesión», recuerda Romaní. El suyo era un periodismo comprometido y combatiente. «Odiaba la manipulación y el conformismo». Goretti está segura de que hoy sería una gran «artivista» – mezcla de artista y activista – de Defende a Galega.

Además de ejercer en el Diario Cultural, también dirigió y presentó los programas Andando a Terra, Club Cultura y Expreso de Media noche. Festa da Palabra Silenciada, A Nosa Terra, Novas da Galiza, Tempos… fueron también publicaciones asiduas para ella. Begoña impulsó a la Asociación de Mujeres Gallegas en la Comunicación (MUGACOM), fue miembro del comité de empresa de la Radio Galega, de Mulheres Nacionalistas Galegas (MNG) y de la Marcha Mundial das Mulleres… Allí donde hacía falta defender derechos, estaba ella.

«É o momento de non cambiar as regras, senón de xogo. É o momento de mudar o mundo, de cambios profundos e estruturais, pero tamén conceptuais; é o tempo do feminismo, é dicir, da xustiza, da igualdade, da liberdade, da dignidade, e tamén, por que non? Da felicidade».

Presentación del libro Morgana en Esmelle

Portada del libro Circe ou o pracer do azul

MÚSICA EN LOS LABIOS

«En sus labios, continuamente letras de música», recuerda Goretti. Begoña se sabía todas las letras, tenía una cultura musical amplísima: podía salirte con una ranchera, con una copla, con una canción cubana, o con una de Fuxan o de Voces Ceives… Así la recuerda Uxía, que cuenta que incluso llegó la entablar amistad con Silvio Rodríguez. Liliana Felipe, con su ‘Las histéricas somos lo máximo’, también casaba bien con aquella Begoña más irónica. Era una enamorada de Rosalía de Castro, de esa Rosalía verdadera – la rebelde, la irreverente, la «pirata» – y cuando Uxía musicou los poemas de la poeta en Rosalía Pequeniña, fue Begoña quien escribió el Limiar. En aquellas palabras, una vez más, echó a andar la imaginación.

“Rosalía pequeniña sería hoxe, como daquela, unha nena guerreira, gustaríalle o rock tocado con gaita e vestiría de punki. Porque as mulleres e as nenas de agora somos coma ela: (…) da tribo daquelas que non só cantas ás pombas e ás flores».

Limiar de ‘Rosalía pequeniña’ por Begoña Caamaño

La música, sus viajes a Cuba y a los países tropicales, el amor, la sororidad… envolvían las charlas de las que Begoña formaba parte. «La mayor de las alegrías eran las quedadas, las fiestas, un buen vino y una buena conversación. Bego exprimió la vida al máximo, vivió cada hora como si no fuera a haber otra», relata Goretti. Le gustaría haberse dormido para siempre con el Alalá das Mariñas sonando de fondo y acompañada de todas las personas a las que quería. Ese era su último deseo y así es cómo la quiere recordar Uxía: «En la Illa de Arousa, al lado del mar, celebrando la amistad». En su carta de despedida a la cantante, «todo un manifiesto de cómo pasar por la vida y de cómo afrontar la muerte», Begoña reconocía este su último deseo y daba las gracias por la vida.

Eu levo xa tanto vivido, tanto aprendido, tanto amado e tanto amor recibido que non podo dicir que a miña morte sexa inxusta. Indesexada si, como todas… Que me encantaría vivir outros 47 anos, tamén. Sempre temos apego á vida, sobre todo porque sabemos que, pese aos seus mil amargores, a vida compensa».

Carta de despedida de Begoña Caamaño a Uxía (2014)

BEGOÑA PARA SIEMPRE

«Creo que nada le gustaría más que que las nuevas generaciones supieran de su existencia y siguieran sus huellas», reconoce Uxía. Por suerte para nosotros, Begoña tejió palabras en Morgana en Esmelle y Circe ou o pracer do azul que quedarán para la eternidad, siempre a nuestro servicio. Son la voluntad de acción de ella, esa personalidad, llevada a la literatura. Goretti admira que con sólo dos libros, fuera capaz de convertirse en referente. Ana le agradece que «contara la historia que no fue contada, procurando otro relato del mito o de la materia de Bretaña».

Maika, por su parte, dice que cuando piensa en Begoña, no piensa en la profesional de éxito, sino «en aquella niña que jugaba a hacer Tarzán con ella». De aquí en adelante, a nosotras, lo que nos resta, es leerla y releerla. Circe, Morgana y Penélope nos están esperando.

últimas noticias

Un total de 43 jóvenes de nueve centros docentes gallegos se dan cita en la Young Business Talents

Un total de 43 jóvenes procedentes de nueve centros docentes de Galicia se darán...

Los nuevos conselleiros aportarán «frescura e ilusión» y comprometen «dedicación» para lograr el progreso de Galicia

Los nuevos conselleiros que integrarán el Gobierno de la Xunta aportarán "frescura, ilusión y...

El BNG pide «blindar y ampliar» los servicios de Correos, «mientras no sea transferida a Galicia»

El BNG ha presentado una proposición no de ley en el Congreso para pedir...

Rueda impone a sus nuevos conselleiros un doble deber: gobernar para todos y «superar» a los anteriores ejecutivos

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha dado la bienvenida a los nuevos...

MÁS NOTICIAS

A Mesa confía en que la nueva Consellería de Lingua no sea «solo apariencia»: «Necesitamos hechos, no intenciones»

El presidente de la Mesa Pola Normalización Lingüística, Marcos Maceiras, ha mostrado su confianza...

Manuel Veiga y Antón Lopo, ganadores del Premio de la Crítica Española en las categorías de narrativa y poesía

La Asociación Española de Críticos Literarios (AECL) ha dado a conocer este sábado en...

El ciclo TRC Danza exhibirá en el Teatro Rosalía de Castro 13 espectáculos

El ciclo TRC Danza exhibirá en el Teatro Rosalía de Castro 13 propuestas, con...