El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, ha asegurado este sábado que respeta la dimisión del jefe de Medicina Interna del área sanitaria de Santiago y Barbanza, Antonio Pose, y ha reivindicado que la Xunta «trabaja para reforzar las unidades de Medicina Interna».

Para esto, el conselleiro ha señalado que la gerencia del área ha tenido las reuniones pertinentes «antes y después» para trabajar en la búsqueda de soluciones.

En todo caso, en declaraciones a los medios en una visita a la nueva UCI del hospital de Santiago, ha reconocido que una de las prioridades del Gobierno gallego es cubrir los hospitales comarcales y, según ha explicado, «esta situación ha podido estar en el origen de la problemática» del complejo compostelano «y de otras».

En esta misma línea, García Comesaña ha defendido que Sanidade acordó medidas con los jefes de servicio como retrasar el adelanto de «la OPE para que los comarcales tuviesen plazas suficientes» y ha indicado que trabajan en otras medidas como «reforzar las unidades de medicina interna con residentes que acabaron contratos durante estos días».

PÁRKING CHUS

Por otra parte, cuestionado por la situación de la problemática del aparcamiento en el propio Hospital Clínico de Compostela, García Comesaña, ha reconocido que es «complicado porque es un hospital con una gran población de referencia y que concentra en pocas horas mucho tráfico».

Pese a esto, ha insistido en que la Xunta «seguirá trabajando de la mano del Ayuntamiento para buscar soluciones no solo para el aparcamiento, sino también para la movilidad general del área»

Asimismo, ha señalado que el transporte público debe ser «un elemento fundamental» para la accesibilidad al complejo hospitalario compostelano.