El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, ha destacado este miércoles la buena valoración de la implantación piloto del Programa XIDE, que permitirá gestionar y orientar la solución de las consultas en los centros de salud con el profesional más adecuado, sin necesidad de que todas ellas pasen por el médico de familia.

Este sistema, que busca, entre otras cuestiones, liberar a los sanitarios de tareas como las burocráticas, para dejar su tiempo libre a la asistencia, se implantará «de forma progresiva» en los centros de salud, ha dicho Comesaña, empezando «cuanto antes».

En concreto, el conselleiro ha estimado que entre las próximas semanas y los próximos meses se irá activando este programa, empezando por los centros que cuenten con plan local de salud. La herramienta, cuyos resultados fueron tratados el martes en mesa sectorial, dependerá, no obstante «de la voluntariedad del paciente», que podrá pedir ser atendido por el médico.

Durante un acto en Campo Lameiro, Julio García Comesaña ha reiterado la apuesta del Gobierno gallego por la atención primaria, así como por su renovación integral.

En concreto, ha dicho, los fondos destinados para este capítulo en los Presupuestos de 2022 contemplan una partida de 34,3 millones de euros para inversiones, los segundos más altos de los últimos 16 años, sólo superados por los 54 millones del pasado ejercicio.

Desde el año 2012, ha recordado, el Ejecutivo gallego también incrementó en 100 millones de euros la partida destinada al personal de este nivel asistencial, en la búsqueda de convertir la atención primaria en el eje central del sistema de salud gallego.

Además, el conselleiro ha trasladado al Parlamento de Galicia la intención de la Xunta de incorporar más personal a la atención primaria, seguir mejorando el equipamiento del centros de salud y continuar actuando sobre las infraestructuras sanitarias.