Galicia se suma al paso ya anunciado por varias autonomías y, cuando un ciudadano de la Comunidad se contagie de covid-19, con la correspondiente baja laboral, la tramitación del alta será automática y a los siete días, si no hay síntomas, podrá regresar a su puesto de trabajo sin volver a contactar con su médico.

El paso, con el que la Comunidad gallega se suma a otras autonomías que ya aplican este sistema de baja-alta tramitada de forma simultánea como Valencia, Asturias, Navarra, Cataluña y Murcia, ha sido aprobado en el Consello de la Xunta; si bien en la pasada jornada el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, había avanzado que se estaba estudiando esta «solución» para agilizar más la burocracia en Atención Primaria.

En todo caso, la Xunta apostaba por un sistema de aplicación «homogénea» en España «avalado» por los Ministerios de Sanidad y de Trabajo. Este asunto fue abordado en el Consejo Interterritorial de Salud, a cuyo término la ministra Carolina Darias ratificó que es una opción que ya existe y que la decisión de aplicar la automatización es de cada comunidad.

Precisamente, Feijóo ha esgrimido que Galicia toma la decisión de activar este sistema para descongestionar la Atención Primaria «ante la ausencia de la decisión del Gobierno de tomar una medida homogénea para todo el país».

En el caso de que permanezcan los síntomas transcurridos los siete días de cuarentena fijados, el presidente gallego ha recordado que el paciente deberá comunicarlo.