La alcaldesa de Folgoso do Courel (Lugo), Lola Castro, ha vinculado la alta incidencia por covid-19 registrada en esta localidad de la montaña de Lugo a las «reuniones por la matanza» del cerdo.

«Menos mal que pasó ahora», con la mayoría de los vecinos vacunados, señala la regidora de este municipio que cuenta con una de las incidencias más altas de Galicia –por encima de los 3.000 casos por cada 100.000 habitantes– al contar con más de 30 positivos.

Lola Castro ha precisado que el «brote» se destapó «porque un joven», que trabaja en el GES, «fue al centro médico porque se sentía un poco mal, con unas décimas de fiebre y a partir de ahí dio positivo».

Tras el caso se ha realizado un «cribado» a todo el personal municipal, incluida la alcaldesa –que dio negativo–, «pero esto puede saltar en cualquier momento», reconoce Castro.

La regidora ha destacado que «lo importante es que» todos los positivos «están en casa». «No tengo conocimiento de que se haya producido ningún ingreso», precisa.

Constataba que el lunes los positivos se situaban en 30 aunque considera que se podrá empezar a dar «alguna alta» de las primeras personas que se contagiaron.

Lola Castro ha llamado la atención sobre el hecho de que «la gente lo estaba pasando como una gripe normal y corriente». «Alguno no tenía ni el más mínimo síntoma», ha descrito finalmente la alcaldesa de Folgoso do Courel.