El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha lamentado este miércoles que el Gobierno central «no dé la cara» y no haya legislado sobre el uso del certificado covid-19 en el conjunto del Estado. Galicia pide que se generalice esta credencial para actividades como la hostelería, tal y como pretende implantar en la Comunidad gallega, pero el mandatario autonómico critica que el Ejecutivo de Pedro Sánchez no dé pasos en este sentido, lo que provoca un «evidente caos» en España al respecto del uso de esta acreditación.

En declaraciones a los medios, Feijóo ha remarcado que la situación de contagios sitúan a España «en la sexta ola». «Está claro que estamos en la sexta ola, metidos de una forma clara, no hay discusión al respecto», ha manifestado el mandatario autonómico, quien ha recordado que el caso de otros países de Europa ya adelantaba lo que ocurriría y que la vacuna «no impide volver a contagiarse».

Feijóo, que ha señalado que las personas que se infectan por segunda vez «de momento» no están entrando en los hospitales, ha incidido en que hay que «ser conscientes de que la pandemia no ha finalizado» y hay que «seguir conviviendo» con el virus. Por tanto, es preciso mantener las medidas de seguridad –mascarilla, higiene de manos y ventilación».

Sin embargo, Feijóo apunta que es preciso incorporar otras medidas, al respecto de lo que insiste en el certificado covid, que no cerciora los derechos, sino que «pone toda las cautelas sanitarias para los ciudadanos, que tienen que ser protegidos» y tienen «derecho a no ser contagiados».

«Es evidente que se está produciendo un caos en España en el ámbito del certificado covid porque no hay legislación, solo una sentencia del Supremo a instancia de la Comunidad gallega», ha manifestado, en relación al pronunciamiento del TS cuando Galicia recurrió la decisión de la sala de vacaciones del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) que anuló, en agosto, el uso del certificado covid en hostelería.

El fallo posterior del Supremo avaló, en parte, los postulados de la Xunta, lo que propició que se implantase el certificado en los locales de ocio nocturno y, posteriormente, en albergues (para el 100 por cien de aforo en habitaciones compartidas) y, más recientemente, para los acompañantes de los pacientes que están ingresados en los hospitales.

«DAR LA CARA»

«Yo comprendo que legislar es dar la cara. A los presidentes autonómicos no nos importa dar la cara, al Gobierno parece que le importa bastante, pero al menos que nos dejen trabajar», ha reprobado Feijóo, quien ha vuelto a reclamar «herramientas» al Ejecutivo central, que «no quiere dar la cara ante los ciudadanos».

De nuevo, ha requerido un marco legislativo que generalice el certificado covid en toda España. El presidente gallego ha juzgado que «si un ciudadano de cualquier comunidad sabe que le piden un certificado en cualquier hotel, restaurante o bar», finalmente lo usará y, además se conseguirá que «ese 5 o 6 por ciento de la población al final se vacune».

PRÁCTICAS QUE NO CUMPLEN

En este sentido, el presidente de la Xunta ha advertido que se han observado prácticas de reuniones, conciertos y ocio en que «no se cumplen» las medidas de prevención establecidas. Al tiempo, ha recordado que los menores de 12 años, que «también contagian», no están vacunados y la tercera dosis no está dispensada a toda la población.

En este escenario en que hay que «seguir conviviendo con el virus», Feijóo ha defendido como medida «seguir pidiendo el certificado covid» a cada persona que entra en un lugar, para saber que está vacunada y que, en principio, «sus posibilidades de contagiar son limitadas». A este respecto, ha recordado que las personas que no se vacunan tienen un riesgo «extraordinario de contagiarse» y ha señalado que la variante delta plus es «la más contagiosa de todas».

Por ello, ha lamentado que «siga sin haber legislación en España para generalizar el certificado covid». «O toda Europa está equivocada o los equivocados somos nosotros», ha planteado, antes de concluir que esta credencial ya debía estar implantada antes del verano y, en todo caso, «ahora no hay ninguna disculpa para exigirlo» en los lugares cerrados donde hay mucha gente.

CASO DE GALICIA

Feijóo ha recordado que en Galicia ya se ha empezado a hacer así, con la implantación, tras la autorización del TSXG, del certificado en los albergues, en el ocio nocturno y para los acompañantes de los pacientes ingresados en un hospital.

Además, Xunta y hosteleros han pactado incorporar el certificado a los restaurantes –todo el día– y a otro tipo de locales como bares a partir de las 21,00 horas, manteniendo aforos y reduciendo mesas de diez a ocho comensales en interiores. Ahora, la Dirección Xeral de Saúde Pública elabora un informe detallado y los servicios jurídicos preparan los argumentos para presentar ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG).

«Estamos elaborando el informe, muy sólido y motivado, y el planteamiento jurídico para que el TSXG actúe con información sanitaria y con acreditación de la necesidad, en el ámbito de la prevención y la salud pública, de que no atenta contra los derechos fundamentales, al contrario, protege derechos fundamentales como es el derecho a la salud», ha esgrimido Feijóo.

El presidente gallego ha agradecido al sector de la hostelería que ayude a la Xunta a este fin y trate de «preservar» también al sector y los puestos de trabajo pensando en la Navidad, ya que, «lamentablemente», el virus se está «comportando conforme a lo previsto». Así, se habían estimado unos 400 casos diarios y se vienen de registrar 360: «Estamos en una ola expansiva del covid preocupante».