El Sindicato de Enfermería (Satse) ha denunciado que las instituciones de nuestro país «no han aprendido absolutamente nada de la grave crisis sanitaria y social por la pandemia de Covid-19», porque en las distintas estrategias y planes de actuación futuros «siguen sin priorizar a nivel presupuestario, profesional y político la mejora y sostenibilidad de nuestro sistema sanitario».

Satse subraya que existen ya «numerosas razones y datos» que constatan que, una vez superado, en principio, lo peor de la pandemia, las instituciones y los distintos responsables públicos «vuelven a mirar hacia otro lado y no apuestan por un sistema sanitario que ya estaba gravemente deteriorado y debilitado antes de la Covid-19 tras años de recortes indiscriminados y que, a fecha de hoy, han decidido abandonar a su suerte, encontrándose totalmente tensionado y debilitado».

Entre otras razones, SATSE destaca el hecho de que de los 70.000 millones de euros en transferencias directas que recibirá nuestro país desde Europa, a través de Plan ‘España Puede’, «solo el 1,5 por ciento de ellos se destinarán al sistema sanitario, mientras que países como Italia destinarán en torno al 7 por ciento».

Asimismo, Satse critica que el Comité Técnico encargado de asesorar al Gobierno para el reparto de los fondos europeos destinados a España de cara a paliar los efectos de la pandemia de la Covid-19 cuenta con representantes de todas las vicepresidencias del Ejecutivo y de diez ministerios, pero ninguno de ellos es el de Sanidad.

De otro lado, la organización sindical recuerda que los partidos políticos acordaron en la Comisión para la reconstrucción social y económica de nuestro país, en el Congreso de los Diputados, más de 200 medidas e iniciativas para mejorar y reforzar nuestro sistema sanitario y, transcurrido ya más de un año, «aún no se han empezado a hacer realidad ninguna de ellas».

Satse apunta también que el Gobierno establece en el Plan ‘España 2050, fundamentos y propuestas para una Estrategia Nacional de Largo Plazo’ un total de nueve grandes desafíos futuros para construir un nuevo país, según señalan, «entre los que no se encuentra tampoco, a fecha de hoy, el de mejorar y reforzar nuestro Sistema Nacional de Salud».

Para el Sindicato de Enfermería, estas cinco evidencias «acreditan el abandono institucional de nuestra sanidad pública y de los profesionales que la configuran». «Ahora es el momento de mejorar nuestro sistema sanitario al contar con fondos de la UE y planes de actuación estratégicos a medio y largo plazo y, en lugar de aprovechar esta oportunidad histórica, nuestros dirigentes miran hacia otro lado en un claro ejercicio de irresponsabilidad y cinismo político sin querer entender que la crisis sin precedentes sufrida en nuestro país y en el resto del mundo ha sido provocada por una enfermedad», defienden.