El Ministerio de Transporte ha firmado los contratos de los siete sistemas que se probarán contra la niebla en la autovía A-8 a su paso por el alto de O Fiouco, entre Mondoñedo y Abadín (Lugo), en donde se cierra la circulación de forma recurrente por esta problemática.

De ello ha informado este martes en un comunicado la subdelegada del Gobierno en Lugo, Isabel Rodríguez. Son unos contratos en los que el Gobierno invierte dos millones de euros en la primera fase de compra pública innovadora, destinada al diseño, construcción y experimentación de estos prototipos.

En concreto, tres de las propuestas se basan en sistemas de ayudas a la conducción, mientras que las cuatro restantes son para desarrollar soluciones innovadoras de aislamiento.

Esta compra pública innovadora se desarrolla en competencia por fases que son de carácter eliminatorio. La fase uno consiste en demostrar la viabilidad de las soluciones propuestas, con estudios y demostraciones sobre su eficacia. La fase 2 pasa por la construcción y experimentación –con cuatro prototipos seleccionados– en un entorno real en condiciones de niebla.

Las siete soluciones que se analizarán pasan por: Un sistema de balizamiento lateral de la vía con luz láser; una señalización horizontal con tecnología LED proyectada sobrela calzada; un sistema basado en el uso de balizas inteligentes; barreras aerodinámicas cortavientos; estructuras de hormigón abovedadas sobre la calzada con aberturas laterales en toda su longitud; la difusión automática por aspersores de materiales higroscópicos; así como la combinación de barreras estáticas y dinámicas.

Los contratos fueron adjudicados a: CHM Obras e Infraestructuras; Construcciones San José; UTE formada por Puentes y Calzadas con Estructuras y Montajes de Prefabricados; Técnica y Proyectos; Tecnivial; Tree Tecnology; así como a la UTE formada por Sener Ingeniería y Sistemas con API Movilidad.