El Grupo Euskaltel ha cerrado el tercer trimestre del año con un beneficio de 19 millones de euros, lo que supone un incremento del 73% respecto al segundo trimestre de este año y del 7,4% en comparación con el tercer trimestre de 2018, gracias al aumento de clientes «de alto valor» de banda ancha, televisión de pago y telefonía móvil.

El grupo, que integra las marcas Euskaltel, R y Telecable, ha hecho públicos este martes los datos correspondientes al tercer trimestre de 2019, el primero completo tras la puesta en marcha de su «nueva hoja de ruta» propuesta por su nuevo consejero delegado, José Miguel García. Según ha destacado Euskaltel, las cifras del trimestre confirman «los buenos resultados» logrados tras las medidas implementadas y «una gestión eficiente».

En este sentido, ha explicado que el tercer trimestre refleja un crecimiento en clientes y rentabilidad, que confirma «el inicio de cambio de tendencia» registrado en el trimestre anterior, con un incremento del 2,8% del beneficio bruto de explotación (Ebitda) y del 8,1% del ‘cash flow’ y un aumento de «clientes de valor» en hogares y empresas en Banda Ancha, Televisión de Pago y Telefonía Móvil.

La compañía considera estos resultados «especialmente positivos», teniendo en cuenta que el tercer trimestre del año es «un periodo estacional en el que tradicionalmente los resultados reflejan un retroceso».

El Grupo Euskaltel presenta «un escenario de crecimiento en todos los parámetros de negocio y rentabilidad», de manera que pasa de un saldo negativo de cerca de 6.000 clientes en el tercer trimestre de 2018 a un crecimiento en la base de clientes de servicios fijos en el mercado masivo de casi mil clientes en el tercer trimestre de 2019.

Este resultado se debe al «buen comportamiento comercial» de la compañía en el mes de septiembre, en el que registra un crecimiento de 5.900 nuevos clientes, frente a los menos de mil del año pasado.

La rentabilidad de la compañía presenta un resultado neto de 19 millones de euros en el tercer trimestre, un 7,4% superior al del mismo trimestre del año anterior y un 73% mayor que el registrado en el segundo trimestre de este año.

Los ingresos del grupo vuelven a la senda del crecimiento en el tercer trimestre y crecen un 0,1%, frente al trimestre anterior, con lo que alcanzan los 171,1 millones, impulsados por el crecimiento en el mercado masivo, y muestran «un claro cambio de tendencia» en el aumento total de los ingresos.

El beneficio bruto de explotación se incrementa un 2,8% sobre el trimestre anterior, hasta los 86,8 millones de euros, con un margen sobre ingresos del 50,7% y un crecimiento de 134 puntos básicos en el trimestre.

El ‘cash flow operativo’ (diferencia entre Ebitda e inversiones) asciende a 49,8 millones de euros, un 8,1% más, lo que supone un margen sobre ingresos del 29,1% (210 puntos básicos sobre el trimestre anterior).

BASE DE CLIENTES

La base de clientes del Grupo Euskaltel en sus tres marcas supera los 2,83 millones de productos y servicios contratados, lo que representa un incremento de 6.000 nuevos contratos en el último trimestre.

La empresa ha destacado que la cartera de clientes de alto valor añadido con contratos de tres y cuatro productos sigue creciendo y se sitúa «en los niveles superiores del sector en España», con una media «récord» de 3,67 productos contratados por usuario.

En función de los datos que ha aportado, durante el tercer trimestre del ejercicio, se han superado los 1,15 millones de líneas de telefonía móvil pospago, con 3.600 nuevas líneas contratadas. Del mismo modo, a fecha 30 de septiembre, el Grupo Euskaltel registraba más de 590.000 servicios contratados de Banda Ancha, donde suma 3.100 nuevos servicios.

En la Televisión de pago, este trimestre el incremento alcanza los 1.500 nuevos servicios y supera los 466.000, con una penetración superior al 70% sobre la base de clientes.

Asimismo, en el mercado empresa, la base de clientes crece un 0,5% en el trimestre, hasta alcanzar la cifra de 15.208 clientes grandes empresas y pymes, «un crecimiento basado en el lanzamiento de productos y servicios avanzados sobre la red FTTH y en la simplificación y unificación del modelo comercial», ha explicado.

Euskaltel ha precisado que este crecimiento en la base de clientes de alto valor se ha traducido en un aumento de los ingresos del mercado masivo en el tercer trimestre del 0,1%, sobre los ingresos registrados en el trimestre anterior, con lo que alcanza los 137,1 millones de ingresos, y «consolida un cambio de tendencia con respecto a trimestres anteriores».

Por otro lado, ha destacado que RACCtel+, el operador del RACC cuyos servicios gestiona el Grupo Euskaltel, inició en el mes de septiembre su expansión a toda Cataluña, ampliando su oferta a los 2,4 millones de hogares con acceso de fibra que componen el mercado catalán, que pueden ahora acceder a los servicios convergentes de banda ancha, televisión digital y telefonía fija y móvil ofrecidos por RACCtel+.

De este modo, el Grupo Euskaltel ha ampliado «la huella de hogares» con acceso a sus servicios, que alcanza en este momento a más de 5,3 millones de hogares e incorpora más de 3 nuevos millones de hogares en el último año a su expansión, lo que ofrece «nuevas oportunidades de crecimiento en la base de clientes» del Grupo.

PREVISIONES Y DIVIDENDO

Desde del Grupo Euskaltel han destacado que los datos de este tercer trimestre «empiezan a mostrar los resultados» de las acciones implementadas en un período en el que su equipo gestor ha estado centrado en «desplegar la hoja de ruta estratégica» aprobada por el consejo de administración en junio.

Según han remarcado, con el fortalecimiento en sus «mercados naturales», la implementación del modelo operativo único para las tres marcas y sobre «la base de las propuestas de valor para sus clientes que han llevado a las marcas del Grupo a consolidar su liderazgo en sus territorios y abordar con éxito el inicio de expansión en las regiones cercanas a sus mercados naturales», el Grupo Euskaltel abordará «la expansión nacional», que supone el acceso a un mercado que abarca el 85% del territorio en el que aún no está presente y que considera «una excelente oportunidad de crecimiento y rentabilidad».

El grupo vasco ha augurado que los resultados conseguidos en este tercer trimestre, «con el cumplimiento de la hora de ruta», permiten anunciar «una perspectiva positiva» para el cuarto trimestre del ejercicio. En este sentido, prevé finalizar el año con un crecimiento positivo en ingresos en el último trimestre del año y un incremento del Ebitda similar al del tercer trimestre de este año.

Finalmente, ha explicado que el consejo de administración de la entidad ha aprobado la distribución de un dividendo a cuenta de los resultados del ejercicio 2019, por un importe de 0,14 euros brutos por acción. La fecha de pago será febrero de 2020. El dividendo final con cargo a los resultados de 2019 se determinará en junta general de accionistas que se celebrará el próximo año.