Trabajadores de R Cable y de sus subcontratas han denunciado la falta de «un compromiso en firme» por parte de la Xunta para evitar la deslocalización de servicios por parte de la empresa.

Tras las movilizaciones convocadas en los últimos meses, entre ellas una manifestación en A Coruña este martes, aseguran que el miércoles mantuvieron una reunión en la Consellería de Industria.

De su contenido, afirman que la sensación «es que no hay un compromiso en firme para intentar que la situación vaya por otro camino». «Sus tiempos no van con los nuestros y parece que miran para otro lado», indican sobre el posicionamiento del Gobierno autonómico tras sus denuncias, desde agosto, por la deslocalización de servicios.

«Salimos de la reunión sin compromiso ni fecha para volvernos a ver sindicatos, trabajadores, Xunta y Euskaltel, y de producirse, es muy probable que ya sea demasiado tarde», advierten.