La contratación de personas con discapacidad ha crecido un 8,5% en 2022 en la provincia de A Coruña y alcanza una cifra récord, según los datos de contratación relativos al pasado año difundidos por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). En concreto, han suscrito 3.459 contratos, frente a los de 3.186 de 2021.

Tal y como ha destacado la Fundación Adecco en un comunicado «el número de contrataciones se triplica con respecto a hace una década». Este dato contrasta, apunta, con la cifra de contratación de la población en general en la provincia, que en el último año ha experimentado un descenso del 3% respecto a 2021, «debido principalmente a la caída de contratos temporales y formativos tras la última reforma laboral», y se sitúa un 21% por debajo de tiempos prepandemia (2019).

Para el director general de la Fundación Adecco, Francisco Mesonero, el crecimiento interanual del 8,5% en la provincia responde a «los muchos esfuerzos que se están llevando a cabo en materia de diversidad, equidad e inclusión en los últimos años» aunque quedan «muchos otros éxitos por alcanzar».

Uno de los motivos que dificultan la plena inclusión de las personas con discapacidad es su «escasa» participación en el mercado laboral, según indica Mesonero. En 2021, la tasa de actividad en Galicia se situó en el 28,8%, casi seis puntos por debajo de la media nacional (34,6%). Señala que sería necesario apostar por «actualizar las políticas activas de empleo, mejorar la colaboración público-privada y acabar con la brecha formativa que sigue afectando a las personas con discapacidad».

Otro de los retos es la penetración de los trabajadores con discapacidad en el mercado laboral ordinario. En Galicia actualmente, el 58,7% de los contratos se suscriben en el ámbito protegido, esto es, en Centros Especiales de Empleo (CEE). En A Coruña la cifra es más elevada, alcanza el 69%.