La CIG ha denunciado este martes la reducción del personal de Correos en los ayuntamientos del Val Miñor, que provoca que no haya servicio de atención al público en horario de tarde.

En un comunicado, el sindicado ha asegurado que Correos está «lastrando» el servicio postal en las localidades pontevedresas de Gondomar, Nigrán, Baiona y Oia.

«Llevan más de una década marchando contra corriente. Mientras en la comarca creció en más de mil vecinos en los últimos años y se desarrollan los polígonos industriales de A Pasaxe y de Porto do Molle, Correos reduce personal de reparto y de oficina», ha criticado la CIG.

Además, los vecinos carecen de una oficina de atención al público en horario de tarde en la zona. «Otro aspecto que en ningún momento se tiene en cuenta por parte de la empresa es el crecimiento estival», ha añadido la organización sindical, explicando que en verano se triplica la población de la comarca.