El comité intercentros de CCOO en Galicia denuncia la «hipocresía» del sindicato, por «incumplir» con sus propios trabajadores las reivindicaciones que él mismo defiende. En concreto, los empleados aseguran que la dirección «se niega» a subir los salarios al menos un 3,5% y a someterse a una mediación obligatoria, tal y como establece la última reforma laboral cuando transcurre un año desde que expiró un convenio y sin que se haya acordado uno nuevo.

A través de un comunicado, el comité acusa al propio sindicato de «fariseísmo» porque, en primer lugar, no cumple el artículo 86.4 del Estatuto de los Trabajadores, que obliga a la mediación del AGA (Acuerdo Interprofesional Gallego de Soluciones Extrajudiciales de Trabajo).

«Esta obligación no va con la dirección de CCOO de Galicia para cuando se trata de sus trabajadores. Para los demás trabajadores sí, para los suyos no», lamentan los representantes de los empleados.

Además, el comité solicita una subida retributiva de «al menos el 3,5%», dada la actual crisis de precios, y con cláusulas de revisión salarial, eso que el propio CCOO «pide con insistencia». Mantienen «las mismas peticiones que la organización plantea en las mesas de negociación de los convenios colectivos».

En este contexto, ante la «falta absoluta de avances» en la negociación y la «negativa» de la dirección a modificar sus propuestas, la parte social decidió romper los contactos y promover la mediación del AGA. Sin embargo, para evitar esta intervención, la representación del sindicato les volvió a remitir una propuesta «absolutamente insuficiente» que resulta «un insulto a la inteligencia».

Más en detalle, CCOO propone a sus empleados aumentos del 0% en 2020, del 2,5% en 2021, del 2% en 2022 y del 1% en 2023 y 2024, a los que hay que sumar una revisión salarial «lineal a abonar en una sola paga» y ligada al incremento de cuotas y a los beneficios o pérdidas de la organización.

En definitiva, los propios trabajadores de CCOO Galicia rechazan «de plano» la propuesta, acusan al sindicato de «hipocresía» por no implantar en su seno todo lo que reclama y advierten: «O salario o conflicto».