La Federación de Sanidad de CC.OO. ha criticado el «menosprecio» de la gerencia del área sanitaria de Santiago hacia el personal de cocina del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela (CHUS), que tiene una dotación «insuficiente para asumir la carga de trabajo» y unos medios materiales «obsoletos».

Según CC.OO., este colectivo profesional «ya tenía una notable carga de trabajo», dado que la plantilla es «muy ajustada» para un hospital como el CHUS, y ha visto incrementada su labor con la implantación de «nuevos dispositivos» o la ampliación de otros, como el hospital de día o el área de rehabilitación cardiaca.

A pesar de esto, asegura el sindicato, la gerencia «se negó a dotar estos dispositivos de personal de cocina propio, teniendo que asumir la atención de estas unidades el mismo personal que ya había». «Esto acabó provocando, también, denuncias de las personas usuarias, pues el trabajo en estas condiciones facilita las equivocaciones», advierte el sindicato.

A la falta de personal, destaca CC.OO., se suma también la prestación del servicio mediante medios materiales «que se deterioraron con el paso del tiempo y están obsoletos». Como ejemplo, aluden a la rotura del circuito de lavado de los utensilios de cocina en el Hospital Clínico, «que lleva meses sin funcionar o funcionando mal, obligando el personal a lavar la loza a mano».