Galicia ha registrado el primer semestre de 2022 el mejor dato de venta de viviendas unifamiliares desde 2009, con 3.556 chalets nuevos y usados, según datos de la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein).

Este informe recoge que en A Coruña se vendieron 1.452 viviendas unifamiliares; seguida de Pontevedra, con 1.275; Lugo, con 525; y Ourense, con 304.

El precio medio de chalets nuevos y usados ha sido de 1.975 euros por metro cuadrado en este periodo. A julio de 2022, hay 8.050 chalets en venta en buen estado en toda Galicia y, de ellos, 1.900 tienen piscina.

En general, en el primer semestre de 2022 se vendieron 10.902 viviendas entre enero y junio, ambos incluidos, lo que sitúa como los mejores datos desde 2009, cuando se alcanzaron las 10.515 en ese periodo.

Según la federación inmobiliaria, el «significativo» incremento de compraventa de viviendas unifamiliares se ha derivado de varios motivos, no solo del espacio, sino también como viviendas de segunda residencia vacacionales, personas jubiladas y otras adquiridas también para alquiler vacacional.

Con todo, el presidente de Fegein, Benito Iglesias, se muestra cauto ante el alza de la inflación, el incremento de materiales de construcción y la incertidumbre por la guerra en Ucrania, que son «toda una espada de Damocles para el sector residencial gallego».

Dicho esto, y a la espera de lo que se confirme, ha reconocido que el comportamiento del sector inmobiliario en el primer semestre del año en Galicia ha sido «muy positivo, sin paliativos».