Decenas de carteros rurales de Galicia se han manifestado este sábado por las calles del casco histórico de Santiago para denunciar su «crítica situación» por la subida de los combustibles y pedir a Correos que aumente el complemento por aportación del vehículo particular.

Según denuncia el sindicato CGT en un comunicado, a comienzos de año la empresa pública «subió los precios de los servicios postales casi un 20 por ciento a la ciudadanía», pero ese aumento «no lo empleó» para subir la compensación por kilómetro recorrido al personal que reparte la correspondencia con medios propios.

Correos paga 23 céntimos por kilómetro, una compensación que la organización ve «totalmente insuficiente y anacrónica», ya que fue marcada en el año 2011 y en los últimos meses se produjo una subida del precio sin precedentes. Esto ha hecho que «una gran parte del personal rural tenga literalmente que comenzar a poner dinero de su bolsillo» para trabajar.

Asimismo, los manifestantes han advertido que son «numerosas» las personas que han solicitado a la compañía pública que les aporte vehículos de empresa, pero estos «no llegan».