La iniciativa promovida por Reganosa y EDP Renovables para instalar una planta pionera de producción de hidrógeno verde en As Pontes (A Coruña) supondrá una inversión de hasta 165 millones de euros y aspira a generar más de 300 empleos –210 en la construcción y otros 100 tras su puesta en marcha, la mitad directos y la otra mitad inducidos–.

Además, será la primera iniciativa en Galicia que la Xunta tramitará como proyecto industrial estratégico (PIE), lo que agilizará los plazos y facilitará la materialización de una planta que tendrá una capacidad inicial de 20 megavatios, que se podrá aumentar hasta los 100 megavatios, y podrá producir 14.400 toneladas de hidrógeno que evitarán las emisiones de 150.000 toneladas de CO2.

Así lo ha trasladado el titular del Gobierno gallego, Alfonso Rueda, quien se ha reunido, junto con el vicepresidente económico de la Xunta, Francisco Conde, con el presidente y con el director general de Reganosa, Carlos Collantes y Emilio Bruquetas, respectivamente, y con la directora general en España de EDP Renovables, Rocío Sicre, para abordar esta iniciativa.

Analizaron un proyecto de futuro que, según han coincidido, permitirá «reindustrializar la localidad» y, con ella, aportar «nuevas oportunidades» para el entorno y para la industria gallega. El objetivo, según ha verbalizado el presidente de Reganosa, es que la planta esté funcionando en el año 2025.

(Habrá ampliación)