La Consellería de Economía ha acordado la concesión de una ayuda de 985.000 euros a la planta de Alcoa San Cibrao, en el municipio de Cervo (Lugo), para la mejora de su eficiencia energética.

En concreto, la empresa invertirá 3,4 millones de euros en la fundición y conformado de ánodos para el relevo del consumo de fuelóleo por gas natural con el objetivo de reducir en cerca de un 3% el consumo inicial –lo que supone más de 4 millones de kWh/ al año–.

El proyecto contempla la conexión con el gasoducto, así como la instalación de una estación de regulación y medida para facturación, tubería de distribución, además de elementos para regulación, control y supervisión tanto de los equipos de combustión como de los hornos de elaboración.

De hecho, se trata de un proyecto comprometido por la empresa en el plan de inversiones acordado con los trabajadores de la factoría.

Al respecto, el presidente del comité de empresa, José Antonio Zan, ha señalado que la directora xeral de Planificación Enerxética, Paula Uría, le ha llamado este viernes para informar de esta ayuda, la cual califica de «buena noticia». Ahora, señala que la compañía tiene 103 millones para invertir en las instalaciones, al tiempo que espera que sumen más apoyos futuros.

Tal y como explicó la directora xeral, los apoyos se enmarcan en la línea de la Xunta de Galicia destinada a impulsar proyectos de eficiencia y ahorro energético tanto en pymes como en grandes empresas del sector industrial.

«De este modo, la Administración autonómica muestra su compromiso con el mantenimiento de la actividad industrial en Alcoa y su voluntad de buscar soluciones que permitan apoyar la industria electrointensiva y el mantenimiento del empleo en un momento de grandes dificultades», sostiene la Xunta en un comunicado.

CRÍTICAS AL GOBIERNO

Uría achaca la imposibilidad de producir aluminio primario en España a la falta de implicación del Gobierno central, a su juicio, por no dar respuestas y activar mecanismos que permitan a esta industria contar con un marco energético estable.

«Llevamos muchos meses reclamando un marco energético estable que permita garantizar a las empresas de Galicia un precio eléctrico con el que competir en igualdad de condiciones con el resto de países europeos», indica la directora xeral de Planificación Enerxética.