La situación de crisis cuando se cumple un mes de la invasión de Rusia en Ucrania sumado al paro del transporte que ya sobrepasa los diez días ha elevado la solicitud de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en Galicia, que según los últimos datos ya alcanzaban los 68 a miércoles 23 de marzo, y ahora se le viene de sumar, al menos, el de la maderera Finsa.

Fuentes del comité de empresa han confirmado a Europa Press que se ha alcanzado un acuerdo este jueves para un ERTE discontinuo, que afectará a más de mil personas de cuatro factorías en Galicia –Rábade, Ourense, Santiago y Padrón–, de las líneas de fabricación. La solicitud es hasta el próximo 30 de abril y afectará a los cinco turnos de trabajo.

El acuerdo suscrito contempla compensaciones económicas hasta el 90 por ciento del salario y no penaliza vacaciones, ni pagas extra ni la jubilación.

La maderera ha buscado en los últimos días paliar la falta de materia prima con intercambio de materiales entre fábricas y ha sido, de hecho, una de las empresas que ha recibido escolta de las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Según los datos globales de la Delegación del Gobierno en Galicia facilitados a Europa Press, en lo que va de paro del transporte se han llevado a cabo un total de 2.639 escoltas a vehículos, que han incluido empresas de distintos sectores.

El ERTE de Finsa se suma a otros como el iniciado en el Grupo Ingapan en las últimas horas, también debido a la falta de suministros para la realización de masas de pan. Las dificultades se repiten en otros sectores como el cárnico, en que empresas de exportación siguen trabajando con el material y almacenando en sus congeladores, pero con dificultades para hacerlos llegar a los contenedores de los puertos.