El nuevo consejero delegado de Inditex, Óscar García Maceiras, ha apostado por la continuidad en los pilares estratégicos del grupo fundado por Amancio Ortega, cuya presidencia recaerá en su hija Marta Ortega a partir del 1 de abril de 2022, al tiempo que ha resaltado el modelo único de la compañía, con una plena integración de las tiendas físicas y ‘online’.

«Mi primer mensaje para vosotros es uno de continuidad de los pilares estratégicos de Inditex. Disfrutamos de un modelo de negocio único, que integra completamente las tiendas físicas y el ‘online’, y esta característica única se mantendrá como uno de los pilares fundamentales de Inditex, estamos solo en una fase temprana de desarrollo de todo este potencial», ha subrayado García Maceiras en su primera intervención ante los analistas con motivo de la presentación de resultados.

En este sentido, ha destacado que la sostenibilidad y la digitalizacion se mantendrán como el ‘core’ de la estrategia de la compañía. «Nuestra principal prioridad seguirá siendo la inversión en iniciativas que aseguren un crecimiento rentable del grupo en combinación con la disciplina financiera, así como el mantenimiento de una política de remuneración para el accionista predecible y atractiva», ha asegurado.

El nuevo CEO de la compañía ha destacado además el talento de los equipos y de las personas que integran la firma, que «es sólo comparable a su compromiso y espíritu emprendedor». «Nuestra gente, es de lejos, nuestra mayor ventaja competitiva», ha señalado García Maceiras, quien ha destacado además la forma en la que el grupo ha manejado unas condiciones de mercado «muy difíciles» en los últimos meses marcados por la crisis sanitaria. «El hecho de que estemos en niveles prepandemia lo dice todo», ha afirmado.

Por último, ha destacado la relevancia de los resultados presentados por Inditex en el momento actual, «hecho que confirma la importancia de continuar, de profundizar y de desarrollar este modelo, que identifica y diferencia a la empresa».

Inditex registró un beneficio neto de 2.500 millones de euros durante los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal 2021-2022 (entre el 1 de febrero y el 31 de octubre), lo que supone un aumento del 273% respecto a un año antes, cuando ganó 671 millones de euros.

Las ventas del grupo ascendieron a 19.325 millones de euros entre febrero y octubre, un 37% más respecto al mismo periodo de 2020, mientras que las ventas a tipos de cambio constantes crecieron un 39%.

De esta forma, Inditex alcanza su máximo histórico de ventas y beneficio en un tercer trimestre, el segundo consecutivo tras el periodo entre mayo y julio, cuando ya consiguieron ser las más altas de la compañía en un segundo trimestre.

En concreto, la firma ganó 1.229 millones de euros entre agosto y octubre de este año, por encima de los 850 millones del segundo trimestre y de los 421 millones del primero.