El precio de la leche que venden los ganaderos gallegos repuntó en octubre hasta los 34,2 céntimos por litro, un céntimo más que en septiembre, según los datos publicados por el Ministerio de Agricultura.

Sin embargo, esta cifra sigue a la cola del país, en donde la media se encuentra en 35,3 céntimos por litro. A modo de ejemplo, el precio gallego es tres céntimos inferior al de la vecina Asturias (37,2 céntimos).

De hecho, Galicia es la única comunidad peninsular en la que se paga menos de 35 céntimos por litro, junto con Cantabria (34,8 céntimos).

De este modo, la media de subida española en octubre (de 1,1 céntimos) respecto a septiembre es ligeramente superior a la gallega (un céntimo más).

PÉRDIDA DE GRANJAS

En un contexto de movilizaciones del sector gallego contra la industria para que repercuta en los ganaderos las subidas de la distribución, después de que los costes de producción se hayan disparado en los últimos meses, las últimas cifras publicadas por el Ministerio constatan que continúa la pérdida de granjas lácteas.

Así, la cifra global de productores con entregas ya baja de los 6.500 en Galicia, pues son 6.443, lo que supone 59 menos que septiembre. En comparación con octubre de 2020, hay 381 explotaciones lácteas menos.

Por su parte, la producción en el décimo mes se incrementó hasta las 247,5 toneladas, unas 6.000 toneladas más que en el mes de septiembre.