Sindicatos rechazan caer en el «triunfalismo» a raíz de los datos del paro registrado en el mes de noviembre en Galicia, al advertir, entre otras cuestiones, que más del 86% de la contratación fue de carácter temporal.

Así, la CIG lamenta también que el desempleo desciende en Galicia «muy por debajo de la media estatal» y con el 87% de los nuevos contratos vinculados al sector servicios.

El secretario confederal de Emprego e Industria de la CIG PacoSío lamenta al respecto la «grave crisis industrial» que afecta a empresas como Alcoa y Vestas.

Por su parte, UGT señala que, aunque los datos son «buenos», hay que tener en cuenta «la situación de partida», por lo que «consolidar» la recuperación a su juicio «debe pasar por salarios dignos y estabilidad laboral», para lo que urge derogar las reformas laborales.

Este sindicato advierte de que «no pueden volver a acometerse desvalorizaciones salariales ni políticas de austeridad como las que se aplicaron tras la pasada crisis financiera y reivindica un salario mínimo interprofesional de 1.000 euros mensuales para 2022».

Mientras, CC.OO. insta a la Xunta a aplicar «medidas que apoyen a los sectores productivos en crisis y políticas activas de empleo», tras un «peor comportamiento» en Galicia que la media estatal.

Para la secretaria de Emprego de CC.OO., Maica Bouza, si la Xunta no actúa «de inmediato», Galicia «dejará de estar entre las comunidades con mejores resultados y terminará 2021 en el furgón de cola».